• 1
A Tu Salud

Una experta en nutrición desmonta el mito de que el azúcar causa sobrepeso

  • Los expertos recomiendan la actividad física para mantener el peso a raya

Una experta en nutrición desmonta el mito de que el azúcar causa sobrepeso

El consumo de azúcares y carbohidratos no es causa directa de sobrepeso en la población, según un análisis de estudios que ha presentado la doctora Carmen Gómez Candela, jefa de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Universitario La Paz, presentado en el XV Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (Sanem 15).

“Al contrario de lo que ocurre con la ingesta de grasas, para la que se ha demostrado una mayor correlación entre el consumo excesivo y el incremento del riesgo de desarrollar sobrepeso u obesidad; la relación entre el consumo de azúcares incluidos en los alimentos o añadidos a éstos y el incremento de peso no es tan evidente”, explica la doctora Gómez Candela.

Los hidratos de carbono son la principal fuente energética alimentaria en el mundo y su ingesta diaria debe oscilar entre el 45 y el 60% de la energía consumida tanto en adultos como en niños mayores de un año, según recomienda la Agencia Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA). “Los hidratos de carbono son valorados por su potencial energético, su poder endulzante y su alto contenido en fibra. Además, los azúcares y carbohidratos inducen una mayor saciedad que las grasas”, resalta la doctora Gómez Candela.

La importancia de los glúcidos

Además, los glúcidos son importantes para el adecuado funcionamiento del organismo y particularmente para el cerebro. “Las neuronas, para mantener su integridad y funcionalidad, precisan de un suministro constante de glucosa desde el torrente sanguíneo (y se precisan en torno a140 g/día). La sacarosa, cuando es incluida de forma equilibrada en la dieta, tiene importantes propiedades, ya que favorece el aporte rápido de glucosa al cerebro y al músculo, siendo un glúcido imprescindible para el desarrollo de las funciones cognitivas y de la actividad física”, indica esta especialista. El consumo de una comida o una bebida con sacarosa se asocia, añade, “con una mejora de la agilidad mental, la memoria, el tiempo de reacción, la atención y la capacidad para resolver problemas matemáticos, así como con una reducción de la sensación de cansancio, tanto en individuos jóvenes y ancianos sanos, como en enfermos de Alzheimer”.

El azúcar y la ganancia de peso, sin conexión

Por otra parte, diversos estudios transversales “han concluido que no existe asociación o incluso que existe una asociación negativa entre el consumo de azúcares y la ganancia de peso”, añade la doctora Gómez Candela. Esta especialista explica que el sobrepeso ha aumentado en España debido al cambio de alimentación y a la falta de ejercicio físico. “La dieta ha cambiado, ahora se consumen menos calorías, pero se abusa de proteínas y grasas en detrimento de los carbohidratos, entre los que se encuentran los azúcares. Se tiende a considerar que los hidratos de carbono solo aportan energía al cuerpo y se olvida que el aporte de dicha energía es fundamental para la salud. De hecho, el consumo de azúcares en España es moderado y no se abusa de los refrescos azucarados como ocurre en otros países. Pero, no se hace ejercicio físico y es esa ausencia de actividad la que causa el sobrepeso”, añade.

Ejercicio físico y dieta mediterránea

Para acabar con el sobrepeso y la obesidad, recomienda aumentar la actividad física diaria. “Al menos hay que salir a caminar 10.000 pasos al día. Y lo ideal sería combinar este ejercicio con la práctica de otra actividad en un gimnasio o acudir a clases al menos dos o tres horas semanales”, recomienda la doctora Gómez Candela.

En todo caso, es fundamental seguir una alimentación saludable como la dieta mediterránea, que ha demostrado una menor incidencia en enfermedades coronarias, según revela un estudio italiano publicado el pasado mes de diciembre en la revista Nutrition, metabolism, and cardiovascular diseases: NMCD. “La dieta mediterránea junto con la promoción de actividad física es el patrón de estilo de vida a promover entre los españoles. Esta dieta se caracteriza por su baja densidad calórica al ser rica en frutas, hortalizas, legumbres, pescado y aceite de oliva, lo que permite que el azúcar tenga un papel que cumplir en la misma”, señala la especialista.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1