• 1

La Cata de Katy

La divulgación de vinos en un lenguaje cercano, ameno y lleno de emociones. Sígueme en twitter @katyMikhailova e instagram @mikhailovaKaty

  • Image
  • Image
  • Image

Por un 2018 con sabor a Veuve Clicquot

true

Sobre el autor

Katy Mikhailova

Armenia de nacimiento, madrileña de sentimiento. Casada con el periodismo de moda, mi amante es el vino. Desde ahora, divulgadora de este arte llamado enología en este blog para hablar del vino desde las emociones y las experiencias. Antes he dirigido programas como esModa en esRadio, Por MisSantos Tacones en Radio Intereconomía, Conversaciones y Excelentia Clasica en Gestiona Radio. He escrito para Gente y Qué! Presenté El Taconazo de Katy en ‘Punto Pelota’ y he colaborado en LD TV en Es La Noche de César y en Punto de Encuentro. En la actualidad, soy columnista en libertaddigital.com y colaboro en Redacción en Abierto de Intereconomía TV y en LA RAZÓN

¿Qué haríamos en las celebraciones sin un buen espumoso? Se acerca la Nochevieja y todavía quedan fechas importantes por las que brindar. Por segunda año consecutivo, opto por Veuve Clicquot, con sabor a oro amarillo, con permiso de los directivos de márketing de la empresa, pues acabo de “improvisarme” un eslogan.

Para los champagnistas y no cavistas esta es la joya de la corona de los vinos espumosos. En concreto el Extra Brut Extra Old, que, en la casa lo entienden como el paso del tiempo del pasado que da forma al futuro. Dicho de otra forma: cuando la tradición se proyecta al presente, y se bebe el pasado. ¡Qué filosófico!

Hablamos de un vino ultra-premium, aunque siempre he huido de estas etiquetas, pero en esta ocasión de todo corazón os confieso que sucede magia en el paladar. A mí me encanta maridarlo con algo de foie, por ejemplo. Son vinos de reserva.

La casa de fundó en 1772, pero siguen innovando. Hoy la Maison rinde homenaje a esta herencia y escribe otra página en su historia, buscando esa excelencia con la que todas las empresas de espumosos sueñan. Así que han lanzado al mercado este vino del que escribo, el Extra Brut Extra Old. Un cuvee premium mezclado exclusivamente con los preciados vinos de reserva de Veuve Clicquot, una de las mayores colecciones existentes en la región de Champagne. Y no es más que un dato objetivo esto último.

Los vinos que conforman Extra Brut Extra Old han sido guardados a lo largo de los años para garantizar la consistencia de Yellow Label (ahora entendéis lo de amarillo, ¿no?) a lo largo del tiempo.

Dominique Demarville, Director de Bodega de la Maison, ha desvelado hace unas semanas en una comida para prensa los secretos de Yellow Label, creando un diálogo totalmente nuevo: doble envejecimiento con un dosage muy bajo. Ya sé que esto suena muy complejo para entender (aspiro a divulgar el lenguaje; el ‘dosaje’ es esa pequeña cantidad de licor, podría ser como el toque que el viticultor puede aportar al estilo del vino, de ahí se define si es Brut, extra brut, sec, etc.).

Hablamos del Yellow Label como un champagne único y de los mejor que hay ahora mismo en la marca.

Vinos de reserva envejecidos, ¿de qué estamos hablando?

En palabras de la dirección de la maison, en el arte de mezclar champagnes de la Veuve Clicquot, los vinos de reserva juegan uno de los papeles más nobles, añadiendo profundidad, complejidad y misterio al Yellow Label, el emblema de la marca.

En el caso de Extra Brut Extra Old, Dominique Demarville ha utilizado solo estos preciados vinos de reserva, buceando en la esencia del Yellow Label. Con algunos vinos tan antiguos como el 1988, Extra Brut Extra Old es un champagne completamente innovador, que aúna los mejores vinos de la historia de la mítica Maison Veuve Clicquot.

Basados en el espíritu de Yellow Label, los vinos mezclados para obtener Extra Brut Extra Old son envejecidos en cubas durante un mínimo de tres años. Una vez embotellado, sus sabores y matices se profundizan gracias a otros tres años de envejecimiento en las bodegas de la Maison en Reims. Esta doble maduración aporta a Extra Brut Extra Old unas notas y matices profundos.

¿Añadas?

Veuve Clicquot Extra Brut Extra Old está creado exclusivamente por vinos de reserva de las añadas 1988, 1996, 2006, 2008, 2009 y 2010. Unos vinos que han sido envejecidos un mínimo de tres años en tanques de acero inoxidable en contacto con las lías. Una vez embotellado, sus sabores y matices se profundizan gracias a otros tres años de envejecimiento en las bodegas de la Maison en Reims.

¿En nariz? Frutos de hueso maduros y delicadas notas de levadura se detectan junto con limón escarchado, todo redondeado por los aromas tostados que son siempre el sello distintivo de la Maison Clicquot. ¿En boca? Ligera efervescencia que a menudo acompaña a los champagnes muy envejecidos. También frescura, mineralidad y pureza. Los tres se unen en boca en un remarcable y largo final donde destacan notas salinas.

En lenguaje de emociones que es de lo que va La Cata de Katy hablariamos de un vino espumoso “poderoso, elegante y estimulante”.

Su precio ronda cerca de los 80 euros en tiendas especializadas.

Sobre Veuve Clicquot (fuente Veuve Clicquot)

Veuve Clicquot nace en 1772 en la región de Reims, convirtiéndose en la Maison de champagne más innovadora de todos los tiempos. Con más de 515 hectáreas de viñedos en el corazón de una de las mejores zonas de crus de Champagne, Veuve Clicquot ha seguido siendo fiel a uno de sus lemas: solo una calidad, la mejor.

Al mismo tiempo, la Maison Clicquot Ponsardin encarna la audacia y la modernidad a la perfección. El gusto por la excelencia, la búsqueda de la perfección, la negativa hacia las tendencias efímeras, la pasión por una forma de arte en particular, el entusiasmo por la innovación y la búsqueda de lo bello: estos son los secretos de la Maison Veuve Clicquot Ponsardin.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias