Volver al siglo VII

El yihadismo se ha convertido en el principal enemigo para la estabilidad de Occidente, de las sociedades democráticas que tienen su base en los principios del Cristianismo. Miles de personas están en la primera línea del combate contra esta amenaza. Los medios de comunicación se deben empeñar, bajo los principios de contar la verdad y denunciar los ataques a la libertad, en este combate global.

  • Image

Las mujeres se tienen que casar niñas para no ser fuente de destrucción moral

true

Sobre el autor

Jesús María Zuloaga

Subdirector de LA RAZÓN, he dedicado los últimos 31 años a la información sobre las bandas terroristas que constituían una amenaza para España, en especial ETA. Ahora, me ocupo, junto con otros compañeros del diario, del problema del yihadismo

El que no halle un argumento para justificar sus posiciones puede hacerse musulmán-yihadista porque no tardará en encontrar razones de peso que avalen su conducta, por muy perversa que sea.

Es conocida que ciertos musulmanes, algunos de ellos de edad avanzada, se casan con niñas, menores de edad, bajo la “bendición” del imán de turno. No es más que una aberración impensable en las sociedades occidentales en las que la pederastia es perseguida por las Fuerzas de Seguridad con las leyes en la mano.

La verdad es que a los que cometen estos abusos y los que los justifican les importa muy poco lo que piensan los demás, pero, de vez en cuando, aportan una motivación que no hace sino añadir maldad y cinismo a esas conductas.

En una revista, dedicada a las mujeres, que editan los talibanes en Pakistán, una mujer que fue llevada al matrimonio a los 14 años lo justifica de esta manera ante las protestas que llegan de occidente: “me casé a los 14 años porque tenemos que entender que los niños y niñas maduros, si tardan mucho tiempo en casarse, pueden convertirse en una fuente de destrucción moral de la sociedad”.

Ahora se entiende por qué preconizan atentados contra los “cruzados” (cristianos) aunque mueran niños: ya están corruptos si con 12 o 13 años no se han casado, en especial las niñas. La revista en cuestión se titula “Sunnat-i-Khaula”, en honor a una guerrera musulmana del siglo VII, que es, en definitiva, a donde nos quieren llevar todos estos indeseables de la yihad.

Eso sí, en la publicación las mujeres aparecen tapadas de pies a cabeza con el burka, no vayamos a perder las “buenas costumbres”. Y encima les piden que participen en los combates contra el enemigo. ¿Se imaginan un batallón de mujeres yihadistas con el burka?. Estos deben visionar en secreto películas de Halloween.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias