• 1

De charco en charco

Espacio dedicado al mundo de los más pequeños de la casa. Moda, decoración, ocio, planes divertidos, cultura... todas esas facetas con las que nos encontramos a diario cuando somos padres. Su reto es simplemente echar una mano, inspirar, dar ideas, algún que otro consejo... porque con niños vamos saltando de un charco a otro.

  • Image

Consejos para planchar menos y ahorrar más

true

Sobre el autor

Tania Villate Consonni

Siempre me ha gustado escribir, comunicar... compartir. Abogada y Agente de Propiedad Industrial de formación y profesión hasta que me convertí en madre de familia numerosa, lápiz y papel siempre me han acompañado. Desde entonces mi atención se ha centrado en el mundo de los niños. Me preocupa la seguridad de los niños y me apasiona la moda, la decoración, descubrir formas formas en las que disfrutar del ocio en familia... es un universo mágico que nunca deja de sorprenderme.

ETIQUETAS

Este no es un post directamente relacionado con los niños, ya... pero no negaremos que está muy relacionado con la familia. ¿Cuánto tiempo pasamos planchando? ¿No sería mejor reducir ese tiempo al máximo para poder hacer otras cosas o pasar más tiempo de calidad en familia? Y ya si de paso damos un empujoncito por poco que sea la economía familiar (menos consumo eléctrico) mejor que mejor... ¿no?

Pues aquí os dejo algunos consejos para planchar menos. Parte es de bricoydeco.com y parte cosecha propia. Algunos parecen muy obvios, pero seguro que alguno/a no había “caído”. Espero que os sean útiles.

- No llenes el tambor de la lavadora hasta arriba. Está bien aprovechar energía, agua y detergente... pero si la ropa está tan apretada que no se puede mover no se limpia bien y todo se queda mucho más arrugado. Se recomienda dejar un palmo libre entre la ropa y la parte superior del tambor.

- No hace falta que hagas una pelota con la ropa para meterla a la lavadora. Sólo estás arrugándola más.

- No centrifugues a mucha velocidad. Parece que un centrifugado a 600rpm es suficiente y reduce el riesgo de aparición de las arrugas profundas.

- Echa un chorrito de vinagre en el cajetín del suavizante y la ropa saldrá mucho menos arrugada por su efecto suavizante. Y no te preocupes por el olor porque se va al secarse.

- No dejes la ropa en la lavadora después de lavada. Si la dejas ahí mucho tiempo no sólo coge olor, también se va secando tan arrugada como esté. Lo mejor es sacarla en cuanto termine el ciclo y ponerla a secar cuanto antes.

- Sacude y extiende la ropa o cuélgala (por ejemplo las camisas y camisetas) en perchas para que se seque sin arrugas, lo más cercano posible a como quieres que quede al ponértela. Deja suficiente espacio entre las prendas para que se sequen bien. Si se seca amontonado o arrugado, mal doblado... se quedarán las marcas de todo.

- Cuidado con las pinzas. Intenta ponerlas lo menos posible y si tienes que ponerlas que sea en costuras o en sitios donde no se va a ver si se queda la forma.

- No amontones la ropa seca antes de planchar. Si tienes que hacerlo que sea con la ropa lo más extendida posible porque si no, al tener peso prenda sobre prenda, se pueden crear más arrugas.

- Plancha la ropa algo húmeda. El planchado es mucho más rápido y el resultado mucho mejor.

- No dobles la ropa recién planchada, espera a que se le vaya el calor de la plancha, que haría que se fijasen las arrugas propias del doblado.

- Y coloca una vez planchadas las prendas de menor peso encima de las demás para que no se “aplasten”.

- Cuando más consume la plancha es recién conectada así que es más efectivo y económico planchar varias prendas seguidas cada vez, no una a una.

- Hay prendas que en casa es más difícil planchar, como las blusas de seda o ligeras, las chaquetas o americanas de traje... en esos casos es útil aprovechar el vapor de la ducha. Pon la prenda en una percha en el baño cerca de la ducha cuando te duches, de forma que la prenda se humedezca con el vapor del agua, gane peso y así se estire.

- Mantén la plancha cuidada. Ojo en zonas con mucha cal en el agua, es recomendable usar agua destilada para evitar obstrucciones. Igualmente deberíamos limpiar la suela y los orificios de la plancha de forma frecuente para no acumule óxidos o impurezas. Venden unas barritas limpiadoras en el supermercado pero también se puede hacer una pasta con bicarbonato.

Yo no lo he probado nunca, pero he leído que es útil forrar la tabla de planchar con papel de aluminio y ponerle encima la funda. Dicen que así retiene más el calor y terminarás ante

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias