• 1

Desde mi punto de vista

Concejala del Ayuntamiento de Madrid del PP, la alternativa al Gobierno de Ahora Madrid. Me gusta opinar de todos aquellos temas que afectan a las personas que viven en Madrid y especialmente, en el Distrito de Tetuán.

  • Image

Sur y Norte

true

Sobre el autor

Beatriz Elorriaga Pisarik

Licenciada en Geografía-Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Documentalista de profesión, inicié mi labor política como Directora del Centro Socio-Cultural “La Remonta” del Ayuntamiento de Madrid en los años 1989 y 1991. Más tarde fui Jefa de la Unidad de Cultura de los distritos de Tetuán y Centro y en 1995 me presenté, por primera vez a las elecciones municipales en Madrid. He sido Concejala Presidenta de los distritos de Tetuán y Fuencarral-El Pardo (1995-1999). Concejala-Delegada del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid (1999-2003). Consejera de Familia y Asuntos Sociales (2003-2007) y Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (2007-2008) de la Comunidad Autónoma de Madrid. Entre los años 2003 y 2015 he sido Diputada de la Asamblea de Madrid (Legislaturas VI, VII, VIII, IX) y Senadora por la Comunidad Autónoma de Madrid (2008-2015) en las Legislaturas IX y X. También he trabajado y trabajo dentro de mi partido político donde he sido Secretaria Ejecutiva de Acción Social del Partido Popular de Madrid (2008-2015). Actualmente soy Presidenta del Partido Popular del Distrito de Tetuán desde el año 2001.

ETIQUETAS

Vivimos hoy en día en una sociedad pintoresca, de extrañas costumbres. Por un lado nos imponemos un lenguaje políticamente correcto, no se te ocurra ignorarlo por decir una verdad y por otro clasificamos a las personas y a los acontecimientos, en compartimentos estancos, incomunicados entre sí, como si de una biblioteca bien catalogada se tratase, nada más lejos de la realidad humana y no voy a seguir enumerando rarezas e incongruencias de la vida actual, que no son pocas, porque no es motivo de esta entrada en mi blog. Inicio con esta reflexión porque pretendo resaltar que los problemas de las personas no deben tratarse, de otra manera, que no sea la integral y transversal y no relegarlas a grupos previamente definidos.

Si nos centramos en Madrid nos encontramos con la eterna división entre el Norte y el Sur, clasificación nada original y poco real para nuestra Capital. Los veintiún distritos que la componen se clasifican, en lo que a políticas sociales se refiere, por su situación geográfica. Nada más apartado de la realidad. Si hablamos en estos términos tenemos que aceptar que existe un profundo sur en el norte. Pienso en un distrito en concreto: Tetuán, en el que llevo trabajando desde hace más de veinticinco años y por tanto conozco bien. Una parte de la almendra central madrileña, que tiene su eje en la calle Bravo Murillo, heterogénea, llena de contrastes, castiza y moderna llena de tradiciones y a su vez moderna e intercultural, con una profunda diversidad. Para que se hagan una idea, uno de sus seis barrios es popularmente conocido como el “Pequeño Caribe”.

Según datos estadísticos Tetuán no tiene graves problemas de delincuencia pero se hace imprescindible escuchar a vecinos, comerciantes, personas mayores y familias para llegar a entender su verdadera realidad y su difícil convivencia. Conocer la opinión de sus habitantes, muy especialmente a los que viven en las zonas más desfavorecidas, es fundamental porque están hartos de broncas, gritos, peleas y música atronadora a todas las horas del día. Los problemas no cesan pese a que se denuncian una y otra vez. La intervención del Ayuntamiento y de su Equipo de Gobierno debería ser inmediata. La situación tiene sus causas ya diagnosticadas y el enfoque coordinado y rápido es imprescindible, no se puede dejar exclusivamente en las manos de una Concejala de distrito.

El pasado mes de Marzo se presentó un informe por parte de los Servicios Sociales de la zona, a petición de los vecinos que componen la Mesa contra la Exclusión de Tetuán, y los datos son cuanto menos preocupantes por no utilizar términos más llamativos y porque pienso que no es cuestión de alarmar si no de actuar. Hay causas claras, la escasez de empleo o el empleo precario, el envejecimiento de la población, la llegada de muchas personas nacidas en otros países, en pocas palabras, la fragilidad social de un amplio porcentaje de familias.

Solo espero que el trabajo que estamos llevando a cabo muchos desde nuestras diferentes responsabilidades sirva para mejorar la actual situación de Tetuán, que por otro lado tiene un tejido asociativo eficiente y comprometido que también trabaja en esa línea de apoyo a la convivencia vecinal. A ver si el tan cacareado Plan “Madrid, ciudad de los cuidados” se deja sentir en Tetuán y con ello las diferentes Áreas del Gobierno municipal aportan su granito de arena. Desde luego desde el Grupo Municipal Popular no vamos a dejar de aportar nuestro granito de arena desde la posición que hoy nos corresponde, para que los vecinos de Tetuán consigan tener una vida más tranquila y una convivencia pacífica. El distrito merece nuestra atención y sus habitantes más, no dejemos enquistar un asunto tan importante.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias