MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL

Estoy con los jóvenes que queremos ser personas libres y comprometidas, capaces de tomar decisiones y expresar nuestras opiniones con espíritu crítico, negándonos a participar en lo que sea para ser aceptados y abriendo nuevos caminos. Defiendo la diversidad, la singularidad y la igualdad educativa.

Reflexiones de un joven pensador
Álvaro Cabo / @alvarocaboOF
A peores notas, mejores móviles
| 26/02/2017 09:41
A peores notas, mejores móviles

La cultura, la disciplina, el esfuerzo y el saber se están arrinconando, dejando lugar a la picaresca, la vagancia, la falta de valores y espíritu crítico.

Hace unos meses se me ocurrió hacer una encuesta utilizando los medios de los que disponía, tomando como muestra representativa chicos y chicas de 11 a 14 años de diferentes colegios e institutos, tanto privados como públicos. Quería saber a qué les gustaría dedicarse en un futuro o cual era su sueño y corroborar una situación que venía observando durante un tiempo, y estas fueron algunas respuestas: futbolistas -ganaba por goleada-, cocineros, profesores, bomberos, policías, médicos, veterinarios y, he aquí lo más inquietante, muchos contestaron que su sueño era ser tronista del humillante programa de televisión “Mujeres y hombres y viceversa”, entrar en “Gran Hermano” y otros tantos meterse en la política o a youtubers o simple y llanamente ser “famosos, con el argumento de que se gana mucho dinero sin necesidad de estudiar ni culturizarse lo más mínimo. Desmoralizador, ¿no? Parece ser que la personalidad y la notoriedad pública se pueden comprar con medios materiales.

Junto con esta encuesta y lo que vengo observando tanto en las redes sociales como en vivo y en directo, no es de extrañar que muchos elijan el camino fácil, porque muchos de los que quieren dedicarse a la política o a la farándula vienen recibiendo en compensación de su comportamiento y nefastas notas el mejor móvil del mercado. ¿Ustedes que harían? Yo hasta me estoy planteando suspender a ver si me cae un Iphone 7 Plus o un S8 y dejo de heredar móviles...

Muchas veces se echa la culpa a los profesores del fracaso escolar, pero hay que tener en cuenta que el colegio no suple a la familia, los valores se aprenden en casa y el colegio los refuerza, no al contrario. La falta de disciplina, esfuerzo, amor propio, solidaridad y respeto no es culpa de los profesores, con esto tenemos que venir aprendidos de casa.

Sobre el autor
Álvaro Cabo 13 años. Escritor, Blogger y conferenciante. Colaborador en Prensa, Radio y Televisión. A los 10 años irrumpió en el mundo de la actualidad con su blog “Mi país a través de mis ojos”; a los 11 años publicó su libro “Ser inteligente no es un delito” y desde los 12 imparte un Ciclo de Conferencias denominado “Tu éxito está en tu esfuerzo”. Ha sido reconocido como talento Marca España 2016 y es miembro de la Red Mundial de Conferencistas y de la Cámara Internacional de Emprendedores. Aficionado a la novela histórica, marketing, actualidad política, económica y social; futbolero y practicando artes marciales casi desde que empezó a andar. alvarocabo.com
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1