Yes, we’r Freak

Rastrearé la Red en busca de lo más viral, los personajes más frikis y sus espacios,

desenmascararé los más intrincados «fakes» y desvelaré las herramientas más útiles para no quedarse atrás en Internet.

  • Image

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?

true

Sobre el autor

Gerardo Granda

@Murdockmaiz. Las nuevas tecnologías y las redes sociales han creado monstruos. Soy un «rarito» nacido en 1976; abriré sus armarios y vigilaré bajo su cama para sacarlos a la luz. Periodista permanentemente conectado con debilidad por darse de alta en cualquier aplicación y red social y probar todos los juegos para móvil. Sígueme en

ETIQUETAS



Comenzamos el curso bloguero de juegos de Android probando cuatro: un simulador de salto de trampolín, un juego de motos, el de Lidl y la nueva entrega de los Angry Birds.

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?


«Flip Master» es un simulador muy conseguido que nos mete en la piel de un saltador profesional de cama elástica. Podemos elegir entre un esbelto competidor, «The Dude», una chica, «The Dudette», el abuelo «The Old Dude», el Ninja, el perro, o el orondo «Big Dave». Nuestra labor consiste en botar sobre una cama elástica sin descanso en distintos escenarios e ir consiguiendo monedas para intercambiarlas por otros saltadores y mejorar nuestra forma física.

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?


Además, podremos ir añadiendo a nuestra recámara distintos giros y trucos, giros especiales e inmunidades. Los gráficos son muy realistas y el saltador se puede manejar o bien con dos flechas a los lados o con el acelerómetro del teléfono. Con el paso de los días puede resultar un pelín tedioso pero es bastante agradecido y muy novedoso.

---------------------------------------------------

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?


«Traffic Rider» es de lo mejorcito que se puede encontrar en un simulador de conducir una moto. En el garaje se pueden encontrar desde scooters, clásicas y modernas, hasta distintas «burras» de muchas cilindradas, 450, 750, 250, 100, 1400, Harleys y algún prototipo. EL juego consiste en elegir entre los distintos modos de juego, carrera profesional, infinito, contrarreloj o conducción libre, intentando no chocar con los coches que nos encontramos en nuestro carril en el carril contrario y bajo distintas condiciones climatológicas adversas y horas del día distintas.

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?


El manejo es realmente sencillo, con acelerador, freno y dirección, que también podemos elegir entre flechas o acelerómetro. En el modo de carrera profesional deberemos cumplir objetivos de mayor o menor dificultad para seguir obteniendo mejoras y otros niveles.

----------------------------------------------------

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?


El siguiente juego es un simulador de gestión de un supermercado Lidl. «Mini Lidl» es una entretenida app en la que comenzamos con un pequeño supermercado de barrio y superando determinadas pruebas, como ventas y clientes. Luego pasarás a ser dueño de un supermercado más grande en el que podrás mejorar al distribuidor y contarás con más espacio para atraer más clientes. El juego puede llegar a ser monótono y requiere estar conectado para avanzar. Como pega principal es que el escáner de códigos de barras de productos Lidl para conseguir ventajas, por lo menos a un servidor no le funciona.

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?


--------------------------------------------------

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?

Y para finalizar la estrella de la temporada. «Angry Birds Evolution» es la nueva entrega de estos destructores alados en su lucha eterna contra los indefensos cerditos. En esta ocasión el formato deja de ser panorámico y son enfrentamientos cara a cara. Podemos conformar nuestro propio equipo de pájaros de cinco miembros seleccionando entre los cinco colores existentes, cada uno con sus habilidades.

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?

En un mapa al más puro estilo arcade tendremos que ir superando fases a base de mamporros entre los esbirros hasta llegar a los jefes por cinco diferentes mundos, uno de cada color. A la vez iremos recopilando nuevos huevos incubados o conseguidos que nos ayudarán a «evolucionar» a nuestro propio equipo.

Septiembre, ¿a qué estamos jugando?

El juego es realmente entretenido y muy visual y atrapa con facilidad. También existe la posibilidad de pertenecer a un clan, superar fases diarias para conseguir diamantes, huevos o monedas y tenemos hasta castillos y mazmorras. Un juego muy completo. Como pista diré que aunque parezca que por puntos de experiencia tenemos las de perder, no hay que dejar de intentarlo; a veces las carambolas se ponen de parte de uno.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias