Marketing y Ventas Inbound

Las nuevas tecnologías han transformado la forma en la que nos relacionamos y consumimos. Aprende a generar influencia en cada etapa del ciclo de compra desde el principio hasta el final

  • Image

10 errores SEO a evitar durante el rediseño de una web

true

Sobre el autor

Nacho Vizán

Nacho Vizán cuenta más de 20 años de experiencia ayudando a empresas a desarrollar sus estrategias de marketing. Con un clara apuesta por enfocar el marketing a resultados de negocio, fundó hace cinco años Sneakerlost, una agencia de Inbound marketing, donde el marketing y las ventas se entienden como un proceso alineado. Sneakerlost cuenta con oficinas en Madrid, Palma de Mallorca y Panamá.

ETIQUETAS

Rediseñar una web corporativa puede ser un punto de inflexión en la trayectoria de una entidad. Puede marcar el inicio de una nueva etapa, que transmita valores de renovación, innovación y modernidad. Y también, servir como una potente herramienta de branding, gracias a un buen posicionamiento.

Una web es la cara que una entidad ofrece al mundo. Debe ser útil, intuitiva, accesible, bien estructurada, atractiva, rápida en la navegación, responsive, y, sobre todo, estar bien posicionada en los motores de búsqueda. Por ello, hay que evitar cometer alguno de los 10 errores SEO que a continuación enumeramos.

Error 1:

Comenzar el proyecto sin una planificación previa. Una vez que hemos decidido rediseñar nuestra web, debemos fijar la fecha de puesta en funcionamiento y calendarizar en consecuencia. La planificación debe ser realista y, en ella, debemos marcar metas y plazos. La funcionalidad debe primar sobre la estética.

Las metas principales, normalmente, giran en torno a la atracción de más tráfico y el incremento de conversiones. Y esto se consigue a través de la generación de contenidos de calidad, blog, enlaces con redes sociales y posibilidad de compartir en redes sociales.

Error 2:

Subestimar la necesidad del análisis de datos. Establecer objetivos no tiene sentido si no podemos medirlos. Por eso, al rediseñar una web debemos establecer métricas y basarlas en el rendimiento que tenía nuestra antigua web. Podemos usar Google Analytics para analizar las visitas, las búsquedas orgánicas, la tasa de rebote, tiempo en el sitio o enlaces entrantes, estableciendo los KPIs clave y creando un panel SEO.

Error 3:

Elegir mal el CMS y proveedor de alojamiento. Un gestor de contenidos flexible y funcional y un proveedor de alojamiento que responda a las características y necesidades de la nueva web son dos de los factores más importantes a tener en cuenta, porque aseguran parte del éxito del nuevo diseño y su buen posicionamiento.

Google penaliza:

La falta de transparencia.

La falta de velocidad.

La falta de seguridad.

La falta de accesibilidad.

Que la web no sea responsive.

El CMS debe permitir, además, la inclusión de los elementos meta, descripción y palabras clave, que favorecen el posicionamiento.

Error 4:

Mala optimización de palabras clave. La investigación de palabras clave es una de las bases del posicionamiento SEO. Dos herramientas muy potentes que pueden ayudar a la hora de realizar keyword research son el planificador de palabras clave de Google, que además es gratuito y permite descargar el listado en un archivo Excel. Semrush, aunque es de pago, permite tres búsquedas diarias gratuitas y aporta datos muy interesantes sobre la web y la de los competidores.

Error 5:

Usar mal las redirecciones. Cuando hay que cambiar las URL es necesario redireccionar de manera correcta, por ejemplo, redirigiendo una página obsoleta a la nueva página más relevante con palabras clave similares.

Error 6:

No enviar nuestro mapa del sitio a los motores de búsqueda. Debemos garantizar que nuestra web está incluida en los principales motores de búsqueda, como Google, Yahoo, Bing o Ask. Aunque existe la posibilidad de que los propios motores encuentren la web por sí solos, lo mejor es enviar el mapa del sitio directamente a todos los motores de búsqueda, un proceso que, a veces, es tan simple como un click. Esto ayuda a los motores de búsqueda a entender la organización del sitio web.

Error 7:

No comunicar a los motores de búsqueda el dominio. Cuando se cambia de dominio, notificarlo a Google es una de las primeras cosas que podemos hacer para mejorar el posicionamiento. Además de enviar el nuevo mapa del sitio web, podemos usar la herramienta de cambio de dirección en Google para comunicar la actualización.

Error 8:

Fijar un presupuesto insuficiente. Muchos casos fallidos de nuevos diseños de web se deben a un presupuesto escaso. Hay páginas con muchas particularidades, gran cantidad de servicios, secciones y sub-secciones, formularios de inscripción, páginas de contacto y una larga lista de posibilidades, que exigen dotarse de los suficientes recursos para ofrecer a los visitantes una buena experiencia, personalizada y funcional.

Error 9:

Bloquear accidentalmente los motores de búsqueda. En la fecha de lanzamiento del nuevo sitio web, sería un error no asegurarse de que el dominio del sitio web no está en la lista de robots.txt, lo que bloquearía los motores de búsqueda y sería muy negativo para el posicionamiento.

Error 10:

No facilitar la función de compartir contenidos en las redes sociales. Esta función ofrece una gran versatilidad y posibilidades de posicionamiento. Genera más enlaces al sitio web y fomenta las conversaciones sobre la marca, servicios, prestaciones o productos. Todo esto aumenta el éxito del posicionamiento SEO.

Conclusión: Es fácil cometer errores

Después de conocer los principales errores SEO en el rediseño de una web, llegamos a una conclusión: en este proceso, es posible cometer errores. El truco es reconocer cuales pueden estar debilitando nuestra estrategia SEO y establecer formas de mitigar los riesgos y, en su caso, corregir los fallos, pero si crees que necesitas ayuda, lo ideal es que consultes con una agencia de marketing digital experta en estos temas.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias