MENÚ
sábado 21 octubre 2017
13:25
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Cuando Godard mató a Godard

Michel Hazanavicius parte del libro de Anne Wiazemsky para retratar al cineasta en «Mal genio».

  • Image
Julián Herrero. 

Tiempo de lectura 2 min.

13 de octubre de 2017. 00:22h

Comentada

ETIQUETAS

Pegado a lo que entiende por revolución, «cuando para avanzar hay que romper con lo que uno ha sido o lo que uno es», dice, Michel Hazanavicius defiende que fue el propio Godard quien «mató al director de los años 60». Desde «una relación de espectador», puntualiza, el cineasta aborda a su homólogo en «Mal genio», donde refleja a un Godard (aquí Louis Garrel) «inventado» que le dejó de seducir cuando se enfangó en un cine más activista. «Las películas de su primera etapa me parecen más seductoras. Entiendo que tienen más vida», comenta. «La chinoise» se convierte así en la película bisagra, lugar de inflexión en el cine de Godard. «Para mí es el punto de partida de todo el planteamiento», apunta.

Cayó en las manos de Hazanavicius el libro de Anne Wiazemsky (ex pareja del protagonista que interpreta Stacy Martin) «Un año ajetreado», en el que la actriz relataba las penurias que vivió junto al realizador y descubrió una historia de amor tras el «monstruo»: «No tenía ninguna idea de hacer esta película, pero cuando leí el texto vi que, además del contexto político y artístico, había una trama bonita y conmovedora. Me pareció una manera divertida de contarlo en tono de comedia. Me recordaba a los grandes filmes italianos». La energía del «temido» –el filme se titula así en francés, «Le redoutable»– Godard, la fuerza del Mayo del 68 y las chispas con Wiazemsky forman un largometraje en el que se retrata al mito francés.

–¿Qué le ha hecho Godard para reflejarle con ese «Mal genio»?

–(Risas) Nada. Lo que sí hice fue investigar mucho sobre él. Es alguien que nunca ha querido ser simpático. Era el que siempre ponía trabas. No creo que le haya traicionado. Considero el retrato bastante justo, todo el mundo que le conoce, y ha visto la película, dice que es muy exacto. Pero al mismo tiempo la película le rinde homenaje al artista. En la vida sí es un tipo difícil.

Defiende así Hazanavicius que no se trata de un «biopic», sino de una historia de amor que muestra el lado más extravagante de un Godard superado por sus propias creencias: tanto le absorben las ideas revolucionarias que hasta en sus filmes las decisiones se tomaban por mayoría; o su obsesión con los judíos, «los nuevos nazis», recoge la cinta. Habrá que ver qué opina el propio protagonista, que pidió el guión y lo recibió, «pero nunca contestó. Si le ves, se lo preguntas», desafía Hazanavicius.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs