Cine

"Estafadoras de Wall Street": Jennifer Lopez, feminismo y brilli-brilli ★★★✩✩

Dirección y guión: Lorene Scafaria, basado en un artículo de Jessica Pressler. Intérpretes: Constance Wu, Jennifer Lopez, Julia Stiles. EE UU, 2019. Duración: 110 minutos. Drama.

Publicidad

Sí, estafadoras con todas las letras. Y menos mal que son mujeres, que, si no, quizá habrían crucificado a estos personajes sin dejar que dieran explicaciones. Porque las protagonistas de la película realizada por Scafaria dan explicaciones, y muchas, sobre sus trabajos mal pagados en un club de bailarinas con derecho a roce, sobre los feroces, inmorales lobos de Wall Street, causantes, como repite el filme machaconamente, de la crisis económica, a quienes drogan para dejarlos con la tarjeta de crédito tiritando, mientras que entre los hombres no se salva ni uno en la película, ni los clientes, ni los novios, ni los dueños de los garitos, ni el padre ausente. Algo resulta innegable: Jennifer Lopez, que lidera este emponderamiento desde la barra de un bar entre brilli-brilli y escotes de infarto, realiza su mejor trabajo en el cine hasta hoy, incluso hablan ya del Oscar. Ella, que, ya espléndida cincuentona, fue hace veintitantos años el referente de las niñas que querían triunfar como Lopez gracias a su voz y a un trasero que solo venció las operaciones estéticas de Kardashian. Qué curioso todo. Nos queda una cinta peleona, ágil, entregada a la historia (aunque en las escenas navideñas se le vea el plumero), una especie de Scorsese en horas no muy altas que ha cambiado la testosterona por tacones de infarto. Y es que, nos dice Scafaria, ante las injusticias, como en la guerra, todo puede valer.