MENÚ
lunes 16 octubre 2017
01:52
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Goyo Jiménez: «Mis mascotas me han hecho mejor persona»

Durante el periodo estival los perros del presentador disfrutan de diferentes actividades para hacer frente al calor, como bañarse y bucear en la piscina

  • Image
Irene Ballesteros.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de agosto de 2017. 01:01h

Comentada

«Gandhi decía que se conoce a una sociedad por cómo trata a sus animales», con esta frase y bajo la fija mirada de Lola, una Border Collie que parece adorar a su dueño, comenzábamos una entretenida conversación con Goyo Jiménez, humorista, actor, presentador y director español que además es dueño de cinco «compañeros perrunos y un gato que ya son familia», como a él le gusta decir. Mientras, ellos corren libremente por el amplio césped de su casa.

Su afición por los animales viene de lejos. Sin embargo, fue cuando conoció a Paloma, su esposa, que además es adiestradora canina, cuando afianzó esta pasión, ya que juntos comenzaron su andadura por el mundo animal, una actividad que les llena de «gozo y alegría», cuenta la pareja.

Por orden de llegada está Lola, una pequeña terremoto entrenada para ayudar en cualquier tipo de catástrofe. «Nos la regalaron los Bomberos de Girecan, una asociación de entrenamiento de perros para rescate canino», comenta el humorista. Después está Sella, otra Border Collie que recibe su nombre porque es asturiana, «es la más rápida y hábil, además tiene cara de delincuente», cuenta entre risas Goyo. La siguiente es Mecha. Ella fue un regalo y fue bautizada de esta forma por su incapacidad de estar quieta. «Si la ves moverse te das cuenta de que tiene el mismo movimiento que Beyoncé, dudamos con su nombre», relata el actor a modo de broma.

Archy y Trapo fueron los últimos canes que adoptó el director español. «Trapo vino literalmente hecho un guiñapo, con leishmania, dos patas rotas y sin dientes», asegura. Sin embargo, con mucha dedicación en su cuidado, salió adelante y a día de hoy se encuentra espléndido.

Además de estas cinco simpáticas mascotas, Goyo comparte su vida con Pancho, un gato con el que mantiene una relación muy especial. «Puede ser sublimación mía, pero cuando he pasado una mala época, Pancho me miraba sabiendo que algo no iba bien, tiene una sensibilidad extraordinaria», argumenta el actor.

Con la llegada de las «trabacaciones» como las llama el humorista español, sus mascotas no se pierden ninguna actividad veraniega. En concreto, «Lola es la Esther Williams canina, adora bañarse. Unas vacaciones pensó que nos ahogábamos en la piscina y saltó en nuestro rescate, desde entonces se deja poner hasta las gafas de buceo y disfruta jugando», relata entre risas Goyo.

Aunque asegura que le gustaría poder hacer más por ayudar a los animales, el director ya ha rescatado a varios canes que se encontraban abandonados a su suerte, un hecho que se incrementa con la llegada del periodo estival. «Fui a rodar con unos compañeros y por la carretera vi a dos perros que caminaban solos, en ningún momento dudé, los eché a la furgoneta de producción. Mis compañeros me tomaban por loco», cuenta el actor a LA RAZÓN.

El humorista ya colabora en algunas iniciativas para aportar su granito de arena en el mundo animal, aunque sigue incidiendo en la importancia de «cambiar la mentalidad de las personas hacia los animales para que los traten dignamente».

Goyo asegura que seguirá luchando por reintegrar en la sociedad a aquellos animales que tienen más dificultades a la hora de ser adoptados, bien por su edad o por su estado de salud, como fue el caso de Trapo. «Coger un perro mayor no es tan bonito, pero se necesita gente comprometida con la causa», apunta.

El humorista nunca imaginó que fuera a crear un vínculo tan fuerte con sus mascotas. «Egoístamente el que está bien soy yo, me han hecho mejor persona, menos envidioso y más honesto. Me ayudan a sentirme bien, es una relación especial», concluye.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs