MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
07:17
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

El Teatro Real se celebra

Seis estrenos, títulos de repertorio, la presencia de Jonas Kaufman y la incorporación en la dirección musical de Nicola Luisotti marcan la temporada 2017-2018, que conmemora una doble efeméride: los 200 años de construcción del coliseo y los 20 de su reinauguración.

  • «Die soldaten» será uno de los acontecimientos de la temporada 2017-2018
    «Die soldaten» será uno de los acontecimientos de la temporada 2017-2018
G. Pajares. 

Tiempo de lectura 4 min.

20 de abril de 2017. 01:13h

Comentada

La idea de frontera sobrevuela la próxima temporada del Teatro Real en la que se celebrarán con altura tanto los veinte años de la reinauguración del coliseo como los doscientos de su creación. Una doble efeméride para la que los responsables han empleado tres años y que ayer desvelaron. Los estrenos, en un porcentaje de 66,6%, centran la atención de un año lleno de brillos, voces de primer nivel e incorporaciones de fuste, como la anunciada del director de orquesta Luisotti, como director asociado, con el compromiso de dirigir un título al año. Se editarán también varios volúmenes para homenajear al coliseo, aunque si hay que destacar algo, según los responsables, es la ampliación del repertorio. Y lo hará con el estreno de nada menos que seis título que recorren los siglo XVIII, XX y XXI. Como anunció el director artístico del coliseo, «que no cunda el pánico, porque irán acompañados de otros de repertorio», tranquiliza con su fina ironía. Uno por uno fue desgranando el sexteto que conformará el nudo gordiano de la temporada 2017-2018.

«Lucio Silla» llegará al teatro en septiembre. La compuso un casi adolescente Mozart y ha sido escasamente representada dada su complejidad. «Es una de las partituras más complicadas para la voz. Necesita verdaderos titanes», explicó Matabosch, que añadió que se trata de «una obra fundamental para la consolidación del compositor, pues está en al frontera entre el código de la época y esa necesidad de separarse del mismo mediante el protagonismo que otorga a la orquesta, algo inédito hasta ese momento». Dirigirá la música Ivor Bolton y la escena Claus Guth. Enero será el turno para «Dead Man Walking», de Jake Heggie, ópera estrenada en 2000 que habla de la transición de un hombre encarcelado que espera su muerte y la influencia que sobre él ejerce una religiosa.

Llega Picasso

Dirigida por Manuel Coves y con regia de Albert Boadella se presentará «El pintor, de Juan José Colomer, nueva producción con la voz del tenor Alejandro del Cerro como Picasso. «Street Scene», de Kurt Weill, subirá a escena también en febrero, el día 13, y contará con Tim Murray en la orquesta y John Fulljames en la escena. Se trata de una obra «arrinconada» por su compleja producción, la mejor de Britten para la que ex profeso se crearon los premios Tony teatrales. En abril le tocará el turno a Britten con «Gloriana» (con Bolton y McVicar), una obra que se ve raramente, en «tierra de nadie» y que marcó una inflexión en la carrera del compositor, ya que fue escrita con motivo de la coronación de Isabel II y levantó ampollas al presentar a un soberana entre la derrota y la dignidad. El capítulo de estrenos se cerrará en mayo con la ópera de Zimmerman «Die Soldaten», «el mayor acontecimiento de la temporada, y tan compleja que apenas se ha estrenado. Un verdadero manifiesto en contra del teatro clásico», en palabras de Matabosch. No faltarán ni la «Carmen», de Bizet (en versión de Bieito, presente con dos regias), ni «Lucia» ni «Favorita», de Donizetti, ópera con la que se inauguró el Real y que se programa dentro de la gala conmemorativa con dos representaciones, el 2 y el 6 de noviembre. Se podrá escuchar «Ariodante» de Haendel con dirección musical de Wiliam Christie y una «Tahïs» en versión concierto con Plácido Domingo y Ermonela Jaho. Jonas Kaufmann está programado para el 25 de julio de 2018 y Angela Georghiu para junio del mismo año.

Una temporada que como ayer se subrayó va a ser una fiesta con 260 representaciones de las que 130 serán de ópera. Voces de primer nivel, pero ¿escasa presencia de gargantas españolas? Fue una de las cuestiones que centraron el turno de preguntas. Matabosch fue tajante: «Los cantantes no cantan en el Teatro Real por el hecho de que se sean españoles. Habrá muchos, aunque no me he dedicado a contarlos. No están porque hayan nacido aquí, sino porque son buenos. Esta en mi filosofía y no ha cambiado», explicó.

Red de Blogs

Otro blogs