MENÚ
martes 17 octubre 2017
09:49
Actualizado
El Tiempo
  • 1

La cultura toma aire

El «streaming» de contenidos a precios populares está obrando el milagro: la «piratería» baja en España un 4%, mientras las ventas de música grabada crecen a su mayor ritmo desde 1997, un 5,9%

  • Beyoncé ha vendido 2,3 millones de copias, entre físicas y digitales, de su nuevo álbum, «Lemonade»
    Beyoncé ha vendido 2,3 millones de copias, entre físicas y digitales, de su nuevo álbum, «Lemonade»
Ulises Fuente.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de abril de 2017. 21:36h

Comentada

Han sido años duros y los responsables de la industria cultural no dejan de recordarlo, ni siquiera cuando tienen algo que celebrar. Y este año pueden aflojarse la corbata pero siguen lamiéndose las heridas. Las ventas de música grabada en el mundo crecieron un 5,9% lanzadas por los servicios de «streaming» de pago (como Spotify o Deezer) a los que están suscritos 112 millones de personas. El 50 por ciento de los ingresos de la industria musical provienen ya del mercado digital. En paralelo, ayer se presentaron los datos del «Observatorio de la piratería» 2016 en España: según este informe, el acceso a contenidos ilegales ha bajado un 4,2%. El impacto de servicios como Netflix y otros portales similares se hará notar en el futuro, según los expertos.

La reacción a los datos en Londres, donde la industria musical hacía balance, fue similar a la de Madrid, lugar en el que el lobby cultural presentaba el informe de una «situación preocupante» en palabras de Antonio Guisasola (Promusicae). Tras presentar unos beneficios de 15.700 millones de dólares en el año anterior en todo el mundo, la consejera delegada de la Federación Internacional de la Industria Discográfica (IFPI), Frances Moore, recordó que en 15 años (de 1999 a 2014) el sector perdió un 40 por ciento de su volumen total. Tras un año positivo en 2015, la subida del año pasado es, por tanto, la mayor desde 1997, informa Efe. El «motor clave» de esta mejora es el aumento de un 60 por ciento en los ingresos por «streaming». «Solo llevamos dos años con crecimiento positivo, es verdad que ya no estamos en caída libre, pero no podemos relajarnos», dijo el consejero delegado de Warner Music, Stu Bergen.

Cae el formato físico

En cuanto a los artistas que han propiciado estos buenos datos, destacan entre los álbumes más vendidos en 2016, tanto en formato físico como digital, «Lemonade» de Beyoncé, con 2,5 millones de copias, seguido por «25» de Adele (2,4 millones) y «Views» del rapero Drake, (2,3). En cuanto a las canciones más descargadas y escuchadas:«One Dance» (Drake), «Love Yourself» de Justin Bieber y «Closer» de The Chainsmokers. El sector presentó también una reclamación, la que denominan «brecha de valor», por la cual los artistas y discográficas no reciben una justa remuneración por su trabajo y por la que se benefician plataformas como YouTube. Así, la IFPI denunció que mientras que Spotify paga 20 dólares (18 euros) por usuario a las discográficas, YouTube apenas aporta 1 dólar (0,90 euros) por usuario. En contraste con el auge de este tipo de consumo en línea está el de los soportes físicos, cuyas ventas descendieron un 7,6%, y las descargas (iTunes, por ejemplo) que se hundieron un 20,5%, el descenso más fuerte del sector. Aunque las subidas más fuertes se han producido en India (26% más de ingresos) China (20,3%) y México (23%), España es el país número 15 del mundo con mayor consumo digital, con 100 millones de euros (61% del mercado).

En cuanto al «Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales» en España, un clásico de cada temporada, los datos también resultan alentadores, aunque son más fiables cualitativa que cuantitativamente. Según este informe, que se realiza a través de entrevistas, los españoles acceden menos a contenidos ilegales. O, al menos, así lo reconocen en las encuestas anónimas, lo cual supone un cambio de actitud. En concreto, el estudio estima que en España se «pirateó» un 4,2% menos en 2016. Salvo en el caso de las series, cuyo número de contenidos «pirateados» ascendió de 950 a 959 millones de capítulos, en el caso de la música, los libros la películas y el fútbol (mercado en el que se ha producido el cierre de Rojadirecta, la web más conocida para el acceso ilegal) y volumen de contenidos «pirateados» ha bajado. Sin embargo, el lucro cesante, es decir, el perjuicio que la industria cultural calcula que le ha causado las descargas ilegales, subió un 6,8%. La presentación del informe se realizó, en contra de lo habitual en los años anteriores, en la Secretaría de Estado de Cultura, con la presentación por parte del director general de Industrias Culturales y del Libro, Óscar Sáenz de Santa María, nombrado hace apenas dos meses. En esto también se aprecia un cambio de actitud, pues en años anteriores el Ministerio de Cultura ha llegado a contradecir los datos de la Coalición. Según el estudio, el 47% de los consumidores que acceden a contenidos ilegales lo justifican argumentando que «los originales son muy caros», y también por la «rapidez de acceso» (42%) y porque «ya pagan una conexión a internet» (47%).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs