domingo, 26 marzo 2017
07:11
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Cultura

Cultura / Poesía

La poesía como acto mínimo

  • La obra del griego Cavafis se ha convertido indispensable para comprender la poesía del pasado siglo y pensar la del siglo XXI. Ahora la editorial Pre-Textos publica su «Poesía completa»

La poesía como acto mínimo

La obra poética de Constantino Petrou Cavafis (Alejandría, 1863-1933) es la de un hombre que se convirtió en clásico sin pretender tal cosa. Su legado es exiguo: 154 poemas escritos a lo largo de 47 años, lo cual se hace más complejo al haberse comprobado que algunos de ellos los iría reescribiendo durante veinte años. Exigente consigo mismo hasta el paroxismo, por tanto, C. P. Cavafis habría eliminado sus piezas de juventud y pronto adquiriría la costumbre de escribir y publicar sus composiciones en hojas sueltas, aunque con mimo tipográfico y buen gusto, para, sobre todo, distribuir entre los amigos. Pero la alta literatura se abre paso de cualquier forma, y la crítica griega se haría haciendo eco de la poética de Cavafis, que en 1904 se animó a reunirla, aunque sólo con el propósito de compartirla en su círculo más cercano.

Estamos, pues, ante un poeta que en vida no tuvo ninguna edición significativa hasta que sus amigos, en 1935, es decir, póstumamente, se ocuparon de ello.

En España numerosos escritores y traductores se han acercado a este poeta misterioso, sensual, cosmopolita a raíz de toda su vida pasada en una Alejandría exótica y bulliciosa. A las versiones de poetas como José María Álvarez, preparada entre El Cairo y Alejandría en 1976, se le sumaría la de Ramón Irigoyen, en 1994, entre otras, y ahora hace lo propio Juan Manuel Macías (poeta, helenista y traductor, que recibió en el año 2013 un premio por parte de la Sociedad Griega de Traductores de Literatura). Así, se trata de una garantía desde el punto de vista literario y profesional, que está enmarcada en una exquisita edición que además cuenta con un epílogo de Vicente Fernández González (traductor y estudioso de la obra de Cavafis; Premio Nacional de Traducción dos veces), que completa lo dicho por Macías en el prólogo al respecto de un Cavafis al que llama «poeta secreto», pues, para él, «como pudo serlo también para los poetas griegos arcaicos, el parnaso de la poesía consistía, sobre todo, en un acto de intimidad».

El propio Cavafis se reconocía como «poeta histórico» –por algo era un experto en las épocas del reino macedonio y en la del Imperio romano y bizantino–, y aquí están los poemas del llamado «canon» cavafiano, junto con tres poemas en prosa inéditos. La edición tiene el aliciente de contar con comentarios de cada poema, para contextualizar las referencias «a personajes y hechos históricos de los que Cavafis se vale para urdir su particular mitología», al decir de Macías. Éste, que por cierto acaba de publicar el libro de prosas y ensayos «Sucede en la voz de otros» (editorial La Isla de Siltolá), es el artífice, pues, de una nueva manera de aproximarse a un poeta que elevó su arte a lo más privado, con una minuciosidad y entrega que han tenido la recompensa de la posteridad más respetuosa y refinada.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs