MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
09:46
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Con Saudades

  • Image
Toni Montesinos. 

Tiempo de lectura 2 min.

29 de junio de 2017. 04:25h

Comentada
Con Saudades
  • Título:

    «Diario de Sintra»

  • Autor:

    Stephen Spender

  • Editorial:

    Gallo Nero

  • Nº de páginas:

    248 Páginas

  • Precio:

    19 euros

Matthew Spender, hijo del poeta Stephen Spender, se ha encargado de editar este diario privado de su padre escrito, junto con otro común que iba llevando a cabo con amigos, y demás documentos epistolares que dan buena cuenta de un contexto en verdad singular. Spender, W. H. Auden y Christopher Isherwood, en diciembre de 1935, se establecieron en Sintra, al noroeste de Lisboa, con el objetivo de vivir juntos lejos de una Inglaterra conservadora y a las puertas de dos contiendas bélicas que se dejan...

Matthew Spender, hijo del poeta Stephen Spender, se ha encargado de editar este diario privado de su padre escrito, junto con otro común que iba llevando a cabo con amigos, y demás documentos epistolares que dan buena cuenta de un contexto en verdad singular. Spender, W. H. Auden y Christopher Isherwood, en diciembre de 1935, se establecieron en Sintra, al noroeste de Lisboa, con el objetivo de vivir juntos lejos de una Inglaterra conservadora y a las puertas de dos contiendas bélicas que se dejan sentir a lo largo de una serie de textos en que cobran protagonismo otras figuras desconocidas para nosotros como Heinz Neddermayer, Tony Hindman o Humphrey Spender, hermano del escritor.

Con traducción de David Paradela, la obra –la cuidada edición aporta varias fotografías de los protagonistas– abarca hasta agosto de 1936; una etapa en que algunos de los componentes viajan, por ejemplo, a una España que «está relativamente tranquila», cuatro meses antes de que estalle la guerra. Es el caso de Spender, al que le encanta la Barcelona en que se prodigan los conciertos de Pau Casals y donde conoce a poetas en lengua catalana. Asimismo, Isherwood se refiere a las ideas de su compañero con respecto a que «está dispuesto a apostar que Hitler perderá el poder antes de que termine el mes», algo que el autor de «Adiós a Berlín» considera «un punto de vista tan insensato que espero supersticiosamente que se haga realidad».

Pero la realidad será bien distinta. Aquellos poetas británicos que marcaron un periodo de esplendor literario acabarán exiliándose. El idealizado fin de confluir juntos en Sintra para huir de la homofobia imperante en Gran Bretaña acabaría siendo un sueño incumplido; todo un experimento que quisieron plasmar en un diario común rescatado hace cinco años.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs