Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  1 / 12 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 1 / 12 Next Page
Page Background

Número suelto € 1,00. Número atrasado € 2,00

L’OSSERVATORE ROMANO

EDICIÓN SEMANAL

Unicuique suum

EN LENGUA ESPAÑOLA

Non praevalebunt

Año

XLIX,

número 28 (2.524)

Ciudad del Vaticano

14 de julio de 2017

Responsabilidad activa para el bien común

Mensaje del Papa Francisco al Congreso internacional «Laudato si’ y grandes ciudades»

A

gua potable, calidad del aire, recolec-

ción y eliminación de basura: estos

son los temas principales del congreso

«Laudato Si’ y las grandes ciudades»

celebrada en Río de Janeiro, del 13 al

15 de julio. Previamente se celebró en Barcelona y

en Roma en 2014 la Reunión Internacional sobre

la Pastoral de las grandes ciudades. En la encícli-

ca el Papa Francisco hace referencia a varias nece-

sidades físicas que tiene el hombre de hoy en las

grandes ciudades y que necesitan ser afrontadas

con respeto, responsabilidad y relación. Son tres

«R» que ayudan a interactuar de forma conjunta

ante los imperativos más esenciales de nuestra

convivencia. Así lo recuerda el mismo Pontífice

en el mensaje que ha enviado al cardenal Lluís

Martínez Sistach, con ocasión de dicho congreso.

De este modo, indica que el respeto «es la actitud

fundamental que el hombre ha de tener con la

creación» que hemos recibido como un «don pre-

cioso» y «debemos esforzarnos para que las gene-

raciones futuras puedan seguir admirándola y dis-

frutándola». Por eso, afirma que «es un deber de

todos crear en la sociedad una conciencia de res-

peto por nuestro entorno; esto nos beneficia a no-

sotros y a las generaciones futuras».

En segundo lugar, el Pontífice señala que la

responsabilidad ante la creación «es el modo con

el que debemos interactuar con ella y constituye

una de nuestras tareas primordiales». Asimismo,

advierte que no podemos quedarnos con los bra-

zos cruzados, «cuando advertimos una grave dis-

minución de la calidad del aire o el aumento de

la producción de residuos que no son adecuada-

mente tratados». Estas realidades —asevera Fran-

cisco— son consecuencia de una forma irresponsa-

ble de manipular la creación y nos llaman a ejer-

cer una responsabilidad activa para el bien de to-

dos. Y al respecto asegura que cada territorio y

gobierno debería incentivar modos de actuar res-

ponsables en sus ciudadanos para que «puedan

interactuar y favorecer la creación de una casa

más habitable y más saludable».

Finalmente, el Papa Francisco afirma que en las

grandes ciudades, como también en las zonas ru-

rales, se observa una creciente falta de relación.

Con independencia de la causa que lo produce,

«el flujo constante de personas genera una socie-

dad más plural, multicultural, que es un bien,

produce riqueza y crecimiento social y personal».

Pero también hace que esta sociedad «sea cada

vez más cerrada y desconfiada». La falta de raíces

y el aislamiento de algunas personas —lamenta el

Pontífice— son formas de pobreza, que pueden

degenerar en guetos y originar violencia e injusti-

cia. Y así, subraya la importante de que la socie-

dad trabaje conjuntamente en ámbito político,

educativo y religioso «para crear relaciones huma-

nas más cálidas, que rompan los muros que aíslan

y marginan».