Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  1 / 12 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 1 / 12 Next Page
Page Background

Número suelto € 1,00. Número atrasado € 2,00

L’OSSERVATORE ROMANO

EDICIÓN SEMANAL

Unicuique suum

EN LENGUA ESPAÑOLA

Non praevalebunt

Año

XLIX,

número 29 (2.525)

Ciudad del Vaticano

21 de julio de 2017

Caminos de paz

S

EIS AÑOS DE GUERRA EN

S

IRIA

. P

ÁGINAS

6-7

Espíritu de Asís

«Cuando la tentación de replegarse sobre sí mis-

mos, o quizás de responder al odio con el odio y

a la violencia con la violencia es grande, es nece-

saria una auténtica conversión del corazón. Es es-

te el mensaje que el Evangelio de Jesús dirige a

cada uno de nosotros», lo dijo el Papa Francisco

en el Encuentro con los familiares de las víctimas

del atentado en Niza del pasado 14 de julio de

2016.

Siguiendo la invitación del Papa de, «establecer

un diálogo sincero y relaciones fraternas entre to-

dos, en particular entre cuantos creen en un Dios

único y misericordioso, es una urgente prioridad

que los responsables, sean políticos, sean religio-

sos, deben buscar favorecer y que cada uno está

llamado a actuar en su entorno». En este sentido,

la Comunidad de San Egidio de Roma ha organi-

zado un Encuentro Internacional con los líderes

de las religiones mundiales para decir no a los

conflictos y al terrorismo.

El 21 de julio, el presidente de la Comunidad

de San Egidio, Marco Impagliazzo, presentó en

rueda de prensa «Caminos de paz», el Encuentro

internacional en el «espíritu de Asís» que se lleva-

rá acabo del 10 al 12 de septiembre de 2017 en

Alemania, en las ciudades de Münster y Osna-

brück. Así mismo, se dará a conocer la adhesión

de importantes autoridades religiosas y de Esta-

do.

«Caminos de paz» busca lanzar desde el cora-

zón de Europa un fuerte mensaje, señalan los Or-

ganizadores, es necesario elevar las voces y decir

no a un mundo marcado por el terrorismo y por

demasiados conflictos, afirman, conflictos que

destruyen enteros países, causan muertos, miles de

refugiados e instrumentalizan las religiones.