L'Osservatore Romano

Número suelto € 1,00. Número atrasado € 2,00 L’OSSERVATORE ROMANO EDICIÓN SEMANAL Unicuique suum EN LENGUA ESPAÑOLA Non praevalebunt Año XLIX, número 51 (2.546) Ciudad del Vaticano 22 de diciembre de 2017 L a redacción de L’Osservatore Ro- mano desea a todos sus lectores una ¡Feliz Navidad!, unos días en familia plenos y gozosos y un año nuevo 2018 lleno de grandes proyectos. Se anuncia, además, que la semana del lunes 25 al domingo 31 de diciembre se elaborará el número normalmente. Agradecemos a nuestros lectores su fi- delidad y esperamos que nos sigan acom- pañando en nuestro trabajo por difundir cada vez más la voz del Papa. ¡Felices fiestas! Felicitaciones navideñas E n el tradicional mensaje navideño dirigido a los Cardenales y a los responsables de los dicasterios de la Curia Romana, el Papa Fran- cisco advirtió sobre el peligro de los «traidores de la confianza», que a pesar de sus responsabilidades se dejan corromper por la ambición y cuando se les retira del cargo de declaran «mártires del siste- ma» y de la «vieja guardia». El Santo Padre, que dirigió un extenso dis- curso a los miembros de la Curia este jueves 21 de diciembre en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, recalcó cómo «la Navidad nos recuerda que una fe que no nos pone en crisis es una fe en crisis; una fe que no nos hace crecer es una fe que debe crecer; una fe que no nos inte- rroga es una fe sobre la cual debemos preguntarnos; una fe que no nos anima es una fe que debe estar animada; una fe que no nos conmueve es una fe que debe ser sacudida». El pontífice recordó además que la Santa Sede está presente en la escena mundial «para colaborar con todas las per- sonas y las naciones de buena voluntad y para repetir constantemente la importancia de proteger nuestra casa común frente a cualquier egoísmo destructivo». Y destacó que la diplomacia vaticana «busca sincera y cons- tantemente que la Santa Sede sea un constructor de puentes, de paz y de diálogo entre las naciones», afirmó el Papa. En el discurso a la Curia Romana la invitación del Pontífice Involucrar el corazón, el alma y el espíritu

RkJQdWJsaXNoZXIy NDE5OTQ=