H
ace tiempo que la química le
quitóel protagonismosacán-
dola de la lista de remedios
contranumerosasdolencias.
Pero, «cuando casi todo está
ya descubierto, merece la pena ser redes-
cubierto». Y haciendo honor a esta frase
del reputado fotógrafo Sebastiao Salgado,
laapitoxina, o loque es lomismo, el veneno
de las abejas, se ha vuelto a colar en la lista
de tratamientos bajo el nombre de apitera-
pia. «El uso terapéutico del veneno por pi-
caduras de insectos ha sido empleado por
la medicina tradicional durante miles de
años. Sin embargo, la medicina moderna
nohadedicadoningúnesfuer-
zo su utilización porque no
obtenía dinero de ello», expli-
caJustinO.Schmidt,miembro
del Southwestern Biological
Institute de Tucson, Arizona
(EE UU).
Entre las enfermedades en
las que produce un efecto be-
neficioso se encuentran las
relacionadas con la traumato-
logía, léase, artrosis, artritis
reumatoide,doloreseinflama-
ciones.ArmandoVirgillito, ex
jefe del Servicio de Cirugía
Buco-Maxilo-Facial del HospitalMalvinas
Argentinas yvicepresidentede laSociedad
Argentina de Apiterapia, explica que «en
la biografía específicamundial se mencio-
nan más de 90 enfermedades para las que
puede indicarse su uso médico». Algo que
corrobora Rubén Solar, apiterapeuta y fi-
sioterapeuta de Madrid. «Es un potente
analgésico y antiinflamatorio. También
mejora la circulación y el sistema inmuni-
tario». La apitoxina, según explica Jorge
Alberto Lucomsky, apicultor e integrante
de la Asociación Argentina de Apiterapia,
«entre sus componentes se encuentra me-
llitina-F, lisolecitina, apamina, adolapin,
Fosfolipasa-A2, hialuronidasa, ácido clor-
hídrico, potasio, azufre, cloro, calcio y
magnesio . Aporta alrededor de 250 compo-
nentes donde sucaracterísticaprincipal es
lasimbiosisentreellos». Segúnlosexpertos,
es 80 veces más potente que un antiinfla-
matorio comúnycienvecesmás activoque
ALBA JIMÉNEZ
l
MADRID
pápula que deja (avón). Si no hay reacción
alérgica, se inicia el tratamiento. Las dosis
oscilan entre los 0,15 y los 0,3 miligramos
por picadura. «No conviene poner más de
unaodosabejas», añadeGarcíaFernández.
Y el tratamiento será semanal, en función
del estado y la mejoría del afectado.
No en todos los casos descarga totalmen-
tesucontenido«yaquesi sequitael aguijón
en un tiempo reducido, la descarga de api-
toxina es menor», añade Lucomsky. Este
expertosueleemplear laversióninyectable.
«Aporta una estandarización del proceso
terapéutico, ya que el laboratorio destila
loscomponentes, elimina losqueactúan
como alergenos y entrega la ampolla
inyectable. Coneste práctico recur-
so farmacológico he obtenido ex-
celentes resultados en cientos
de pacientes».
CONTRAINDICACIONES
No obstante, como todo
remedio,
tiene ciertas contraindica-
ciones. Entre los no aptos
se encuentran, además de
los alérgicos específicos al ve-
neno de abejas, los cardiópatas des-
compensados, diabéticos insulino-
dependientes, hemofílicos, pacientes
con insuficiencia renal, embaraza-
das, bebés yniñosmenores de 12 años.
Asimismo, deben abstenerse quienes su-
fren enfermedades hepáticas degenerati-
vas, glaucoma avanzado, alcohólicos y
drogadictos. «En estos casos se pueden
usar todavía, bajo control médico, cremas
o ungüentos con veneno de abejas, de uso
externo, mediantemasajes suaves y/o acu-
presión», aclara.
Tambiénestá contraindicado el clorhidrato
Veneno para la salud
SALUD
El poder analgésico de la apitoxina que desprenden las abejas las convierte
en un tratamiento eficaz contra la inflamación y el dolor. También se
han observado beneficios en enfermedades neurodegenerativas como el
párkinson y la Esclerosis Múltiple
Combatir enfermedades «A PICOTAZOS»
Sedioaconocerporsusbeneficiosestéticos,ylolanzaroncomo
el«bótoxnatural»porsupoderreafirmante.Laprensainglesa
aseguróqueKateMiddletonsesometióaestetratamiento
antesdesuboda.ActricesycantantescomoGwynethPaltrowo
VictoriaBeckham,dicenlosmediosinternacionales,tambiénse
hanpuestoenmanosdeesteveneno.
ELPODERDEUNAPUNZADA
100
VECES
más activo que
la cortisona, que
se emplea para
reducir la respuesta
inflamatoria
0,3
MILIGRAMOS
es la dosis habitual
que se aplica a los
pacientes que se
someten a este
tratamiento
la cortisona.
Pero, ademásde tenerefectosanalgésico,
existen dolencias como el párkinson y la
Esclerosis Múltiple, en las que también
tiene beneficios. En cuanto a esta última,
María del Carmen García Fernández, en-
fermera apiterapeuta, explica que «esta
terapia está indicada porque produce un
retrasoenladesmielizaciónde lasneuronas
y facilita la conductividad nerviosa». En el
caso del Párkinson, Solar matiza que «la
apitoxina tiene un efecto colateral por la
cantidad de dopamina que genera y preci-
samente en esta enfermedad existe un
problema de dopamina, por lo que de esa
forma, puede ayudar».
Aestas patologías, Lucomskyañadeque
«también actúa como anticancerígeno, ya
que la fosfolipasa-A2 actúa
en los tumores derivados
embriológicamentedel ecto-
dermo. Enotros tumores no
actúao lohace erráticamen-
te». Sin embargo, hacen
hincapié en que «no existe
un solo método terapéutico
que tenga la capacidad de
curar todas las dolencias»,
sino que ayuda, y debe ser
siempre seguido por un es-
pecialista.
Las vías de administra-
ción son variadas. Desde el
«picotazo» directo en la zona, inyecciones
subcutáneas o cremas. En el primer caso,
García Fernández explica que «en primer
lugar se realiza una prueba de alergia, ya
que, aunque sólo el dos por ciento de la
población la padece, es necesario evitar
malesmayores. Ésta se realizaunpinchazo
con unamallametálica entre medias para
que no se quede el aguijón y se analiza la
de adrenalina (epi-
nefrina) en pacien-
tes que presentan un
cuadro de anafilaxis por
picadurade abejas, si este
paciente está haciendo un
tratamiento con betabloqueantes. La
razón es que «si a este paciente se le
administra adrenalina, podría ex-
perimentar una hipertensión arte-
rial peligrosa y hasta mortal debido
auna estimulaciónalfano compensa-
da», determina el experto.
«EnEsclerosis
Múltiple
retrasa la
desmielización
de lasneuronas
y
facilita la
conductividad
nerviosa»
D O M I N G O . 1 6 d e F E B R E R O d e 2 0 1 4
4
1,2,3 5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,...28