Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  6 / 20 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 6 / 20 Next Page
Page Background

la década pasada. En cualquier caso, si las

tasas de interés comienzan a subir y, por

ende, los depósitos empiezan a ofrecer

mayores rentabilidades, los inversores

buscarán de nuevo operaciones con me-

nor riesgo.

El dólar continúa siendo la divisa de re-

serva mundial, aunque poco a poco vaya

perdiendo peso. Y si la Fed fue el primer

banco central que puso en marcha, en

diciembre de 2008, lasmedidas de expan-

sión monetaria, ahora

está volviendo a marcar

el rumbo. La subida de

lostiposesta- douniden-

ses condiciona por com-

pleto la políticamoneta-

riadelBCE,debidoaque,

desde el momento en el

que los bonos del Tesoro

americano comiencen a

elevar su tipo de interés,

la rentabilidad de todos

losdemásactivosderies-

go terminaráaumentan-

do. Máxime, en Europa, donde la

mayoría de las compañías hace

susnegociosendólares.Y, por

tanto, la evolución del valor

del dólar afecta de forma di-

recta a sus cotizaciones.

A ninguna de las dos zonas les

interesa unamoneda fuerte, así que

si EE UU sube tipos, Europa debería tener

menos miedo a hacerlo, ya que el euro no

tendría que debilitarse por una diferencia

de tasas. No obstante, la divergencia entre

las políticas monetarias de los dos bancos

explica Luis García Langa, director

de aulafinanzas.com, quien opina que, a

largo plazo, podrían verse tipos de interés

al 3-4% y rentabilidades de deuda a una

década del 6-7%.

En el tercer trimestre del pasado año,

según los datos de Inverco, los depósitos y

el efectivo copabanel 42,7%del ahorrode

las familias españolas. La rentabilidad

media de los productos más tradicionales

conduracióndehastaunañosehadesplo-

mado al 0,08%, un nivel

muy alejado del 2,83%

que ofrecían al cierre de

2012. El rendimiento de

los depósitos bancarios

en España aumentaría

después de que el BCE

moviera ficha, lo que lle-

varía a los clientes más

conservadores a volver a

blindar sus ahorros en

estos productos. Sin em-

bargo,elvolumen depen-

deríadelasrentabilidades

que ofrecieran en relación a activos como

las letras y los bonos.Y cuando los tipos ya

hayan subido, lo razonable sería que el

rendimientodelosdepósitosfuerainferior

al de los bonos. Progresivamente, con la

normalización de la política monetaria,

analistasencuestadosporBloombergesti-

man que el rendimiento de los bonos del

Tesoro a 10 años podría llegar al 2,8%.

Expertos consultados piensan que el

volumen de depósitos no registrará la en-

vergaduradeantañoyquesurentabilidad,

aunadécada vista, noalcanzará ese 4%de

RAÚL SALGADO

Tras el portazo a la crisis que supone la

recientemente anunciada subida de los

tipos de interés estadounidenses, los aho-

rradores con mayor aversión al riesgo se

frotanlasmanos.EsverdadqueenEuropa

tardarán en subir. Pero también es cierto

que las autoridades monetarias de aque-

llaseconomíasqueesténexperimentando

crecimientos y repuntes de la inflación

terminarántransitandoporelcaminoque

ahoramarca la Reserva Federal.

La Fed ha elevado los tipos de interés

hastaelrangodel0,75%-1%.Yanticipados

aumentos más a lo largo de 2017, lo que

constataría la normalización monetaria

tras nueve años de políticas expansivas.

Más allá de que el sector bancario sea el

principal beneficiado, que el dinero vaya

recuperando valor es una noticia crucial

para los ahorradores, quienes han sido

castigados por las bajadas de los últimos

ejercicios. Los más conservadores fueron

expulsadosde suzonadeconfort, viéndo-

se obligados a invertir enactivos de riesgo

para obtener algo de rentabilidad. Ahora

podríanempezaracambiarlastornas.Yes

que las alzas de tipos incentivanel ahorro.

Por ello, el BCE los rebajó en aras de au-

mentar el consumo y la inversión de em-

presas y familias, lo que a la postre incre-

menta los precios, su principal objetivo.

JavierSantacruz,profesordelIEB,asegu-

ra que el hecho de que el dinero sea más

caromañana que hoy incita a las personas

a ahorrar más y, con ello, a lograr algún

rendimiento.Yafirmaqueéstaesunabue-

na oportunidad para comprar renta fija a

plazos más cortos para beneficiarse de las

oscilaciones de los precios de los bonos;

hacerseconrentavariabledesectorescícli-

cos y fuertemente ligados a la actividad

económica o, incluso, volver a decantarse

por fondos de inversiónmás líquidos.

SINRIESGO

Losinteresesdel«ahorrosinriesgo»,véan-

se depósitos bancarios o letras del tesoro

depaíses solventes, dependende los tipos

de interés oficiales, ya que éstos sirven

como referencia y el mercado exige una

rentabilidadsimilar.Así, encuantosuban,

o inclusoantes, auparán los rendimientos

exigidos por los inversores para comprar

deudaymáspodránpagarlosbancosasus

depositantes. Por lo tanto, «elmerohecho

dequeseofrezcamásrentabilidadporeste

ahorro«sinriesgo»provocaráquelosaho-

rradores más conservadores tengan más

facilidad para obtener rendimientos»,

Los interesesde losdepósitosode las letrasdel tesorodependen

de las tasasoficiales, por loque losahorradoresmás

conservadorespodránobtener algomásde rentabilidad

Las subidas de tipos

El Tema de la Semana

incentivanel ahorro

Los expertos

piensan que

el BCE

podría empezar

a subir las

tasas de interés

en febrero de 2018

centralespuede llevar aque

sus monedas caminen en

dirección opuesta. Así, la ten-

dencia de la apreciación del dó-

larpodríallevarelEUR/USDinclu-

sopordebajodelaparidad.Almenos,

según José Lagarto, analista de Orey Fi-

nancial,quiensostienequeestemovimien-

to podría beneficiar al sector exportador

europeocon respectoal estadounidense y,

consecuentemente, a los niveles de creci-

miento e inflaciónde la eurozona.

Viendo la evoluciónalcista de las bolsas

americanas desde que eliminaron el QE y

empezaronasubirtipos,ysiquedademos-

tradoqueelmercadonoestandependien-

te de la políticamonetaria, «el BCE puede

animarse», piensa García.

Draghi, probablemente,

tenga que «tragarse» las

palabras que pronunció

en su última comparecencia, en la que se

resistióaemprenderunavueltaaunapolí-

tica monetaria más convencional, incluso

dejandolapuertaabiertaanuevasbajadas.

El presidente del BCE «ha llegado tarde a

todo al momento en que debería haber

detenidolosestímulosmonetariosyempe-

zado a retirar la enorme cantidad de liqui-

dez del mercado –hay más de 900.000 mi-

llones de euros sobrantes cada día en el

interbancario–». Santacruz recuerda que

sus tesis sobre la deflación se han disuelto

comounazucarilloyqueyaestamosexpe-

rimentando incrementos de los tipos de

interés en las subastas de bonos.

Lostipossubiránenlaeurozonaantesde

loquesecree. La inflaciónalcanzóel 2%en

febrero, y en EE UU se sitúa siete décimas

porencima.PeromientrasqueelBCEman-

El IPC semantuvo en el 3%en febrero,

mientras que los tipos en Europa

permanecen en el 0%. Y el objetivo de

ahorrar, no de invertir, debe ser al

menosmantener el poder adquisitivo.

Pero si una persona deposita sus

ahorros en un banco sin obtener ningún

margen de rentabilidad, necesitará

añadir un 3%de dinero al ahorrado para

comprar lomismo que podría adquirir

antes de contratar el depósito. «Si los

tipos de interés suben, y el ahorro “sin

riesgo’’ se pone al nivel de la inflación,

se solucionaría el problema. Aunque

esto sólo es válido para el ahorro a corto

plazo, porque la inversión a largo plazo

debería buscarmás rendimiento»,

puntualiza García.

Poder adquisitivo

6

Domingo. 19 de marzo de 2017

• LA RAZÓN