Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  8 / 20 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 8 / 20 Next Page
Page Background

El 68,4% de los préstamos hipotecarios

constituidos en diciembre utilizó esta

tipología, frente al 31,6% de fijas

cuantoDraghi mueva ficha, la si-

tuación cambiará. «En hipotecas

a tipo variable hay unmargen de

entre seis meses y un año para la

subida de las cuotas». Dado que

el efectonoes inmediato,Monse-

rrat explica que una subida de

intereses aumentará las cuotas

quesepaganporunahipoteca, lo

«Los tipos más

altos afectan al

precio de la

vivienda,

si no aumentan los

salarios a un ritmo

proporcional»

manece invariable, aunque las

condicionesdeltipodelosnuevos

préstamos se verían alteradas,

pues recogerían el aumento del

precio del dinero.

El Euribor continúaancladoen

terrenonegativodesdehaceprác-

ticamente un año.Y eso que llegó

aestarporencimadel5%.Peroen

R. SALGADO

Casi las tres cuartas partes del

ahorro total de los hogares espa-

ñoles son inmuebles. La caída de

lospreciosjuntoalasperspectivas

de que estos suban de forma sig-

nificativa y a la falta de rentabili-

dades que ofrecen los productos

tradicionales puede llevar a mu-

chas familias a plantearse la op-

ción de comprarse una vivienda.

Y las previsibles subidas de los ti-

pos de interés restan atractivo a

las hipotecas a tipo variable.

Mientras que los ya hipoteca-

dos a tipo fijo pagarán durante

décadas una cuota estable, los

hipotecadosa tipovariableverán

encarecerse sus mensualidades

tras cada revisión. Y es que uno

de los efectosmás directos en los

bolsillos del incremento de las

tasas será la cotización del Euri-

bor, índice al que están referen-

ciadaslamayoríadelashipotecas

en España.

El 68,4%de lashipotecas cons-

tituidas en diciembre utilizó un

tipo de interés variable, frente al

31,6%de tipofijo, segúnlosdatos

del INE.Y de seguir la tendencia,

PauA.Monserrat, economistade

iAhorro.com, no descarta que el

porcentaje de hipotecas fijas

acabe superando al de variables.

Sin embargo, asegura que el au-

mento de los tipos de interés, si

la banca considera que será un

escenariosostenidoeneltiempo,

provocaráquelasentidadesvuel-

van a ofrecer sólo hipotecas va-

riables, «para que el riesgo de

subidade tipos

lo asuma el

cliente. Mien-

tras los bancos

ofrezcan acti-

vamente tipos

fijos es que sus

departamen-

tos de análisis

c on s i d e r a n

que el escena-

riomás proba-

bleesdeestan-

camiento de

tipos».Monserrataseguraque las

hipotecas a tipo fijo marcarán

tendencia en el futuro, siempre

El Tema de la Semana

Las bolsas

ahora

prefieren tipos

al alza

L

os inversores en renta variable pare-

cen preferir un moderado endureci-

mientomonetarioporpartedelaFed.

Sedescuentaque, en loque restadeaño, se

producirán otras dos subidas de un cuarto

de punto cada una, siendo posible que hu-

biese una tercera a finales de año.

Dentrodel enormeoptimismogenerado

desde el triunfo de Donald Trump en no-

viembre, se entiende que las subidas de ti-

pos están justificadas. Primero porque ve-

nimosdelmayorejerciciodelaxitudmone-

tario que se recuerda (con tres rondas de

inyeccionesmasivas de liquidez). Además,

laaceleracióndelcrecimientoqueseasocia

a laspolíticas anunciadasporTrump (baja-

dasdeimpuestos,aumentodelainversión),

y el previsible incremento de la inflación al

que nos enfrentamos, son fuertes patroci-

nadores de las subidas de tipos.

Elsectorfinancieroesobjetivamenteuno

de losmás beneficiados en este entorno, al

aumentarsusmárgenespotenciales.Nopor

casualidad,eselquemássubeenlosúltimos

meses. Caso opuesto son las empresas de

suministros «utilities».

Sinembargo, el juicioactual quemantie-

nenlosinversoressobrelassubidasdetipos

esmuyparticularysubjetivo,ymuydiferen-

te a lo que se pudo observar en otros mo-

mentos.

Si nos atenemos a la pura teoría y hace-

mosunainterpretacióndirecta,unasubida

que no haya una previsión de

aumento sostenido de tipos.

Un aumento del tipo de inter-

vención del BCE supondría un

incremento de las referencias in-

terbancarias,queseiríatrasladan-

do de forma paulatina a los prés-

tamos hipotecarios a tipode inte-

résvariable.No

obstante,

la

subida de la

cuota también

dependería de

lascondiciones

particulares en

las que se con-

trató el présta-

mo –importe,

plazo, índice

de referencia

utilizadoymo-

mento de la

revisión–.Respectoalashipotecas

a tipo fijo, los préstamos no se

veríanafectados, pues el tipoper-

que influirá en el precio máximo

queunclientemediopuedepagar

por una vivienda. En otras pala-

bras, «los tipos de interés más al-

tos acaban afectado al precio de

lascasas, sinoaumentanlossala-

rios a un ritmo proporcional».

Por su parte, Santos González,

presidente de la Asociación Hi-

potecariaEspañola (AHE), opina

que el hecho de que los tipos es-

tén tan históricamente bajos es

un aliciente a la contratación de

fijos, ante una eventual subida.

La cuestión, agrega, es que los

fijos sonmás caros y, por tanto, si

la subida de tipos es elevada, los

fijos pueden quedar fuera de la

capacidad de pago de una eco-

nomía media.

El incremento de las tasas de

interés beneficiaría a las hipote-

casatipofijo,aunquedependedel

alcancedelalza.Yesque,ante«un

escenario de pequeñas y paulati-

nassubidas,puedenversefavore-

cidosparaunapartedelmercado

que, por seguridad, está dispues-

taapagaruntipomásalto»,apun-

ta González.

RECOMENDACIÓN

Teniendoencuentalasprevisibles

subidas de tipos que se produci-

rán en el futuro, y pese a la nece-

sidadde estudiar el perfil de cada

familia que solicita una hipoteca

para poder recomendar un tipo

definanciacióncongarantía real,

Monserratpiensaque«paraclien-

tes que pagan bien sus deudas,

peronotienenculturadel ahorro,

una hipoteca a tipo fijo no muy

porencimadel3%nominalesuna

magnífica decisión».

El presidente de la AHE, en

cambio, destaca los plazos a los

quesuelecontratarseunahipote-

ca, periodo en el que los escena-

rios de subidas de tipos se alter-

nanconlosdebajadas. Porello, la

eleccióndependeráde lapercep-

ción del riesgo que tenga cada

cual. «Habrá quien piense que la

diferencia entre un variable y un

fijo es lo suficientemente alta

como para tomar riesgo de varia-

ble.Perohabráotrosqueconside-

renque ladiferenciadeprecioses

un seguro», puntualiza.

Las subidas de

las tasas

encarecerán las

cuotas de estos

préstamos, que

ofrecerán los

bancos para que

sean los clientes

quienes asuman

el riesgo de

nuevas alzas

Las hipotecas a tipo

variable

perderán

atractivo

8

Domingo. 19 de marzo de 2017

• LA RAZÓN