Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  17 / 20 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 17 / 20 Next Page
Page Background

CONNIEG.SANTOS

CLAVES

Recordar los aspectos

positivos de nuestro

trabajo ayuda a sobrevellar

las penas con más alegría.

«Mucha gente sólo se

acuerda de lo negativo de

su trabajo y se olvida de las

cosas buenas».

Huir del victimismo, a la

gente no le gusta trabajar

con gente que se está

siempre quejando. Sin

embargo si realmente no

nos gusta lo que hacemos

es hora de buscar nuevos

proyectos.

Los expertos opinan que

mientras no se tengan

otras alternativas, «seguir

siendo fiel y comprometido

es lo más honesto con

nosotros mismos y con la

empresa que nos dio la

oportunidad de trabajar».

unplanestratégicode comunicaciónoen

la memoria de sostenibilidad. Y sin raíces

profundas, las buenas inten-

ciones quedan al socaire de

tempestades y estados de

ánimo. Por ello, un centenar

de empresas trabajan en un

grupodeEmpresasCompro-

metidas liderados por la

Fundación Woman’s Week

que busca el compromiso

real y efectivoenel empresa-

rio,consejeroydirectorgene-

ral. También hay rosas entre

las espinas. Por eso, Isidro

Fainéha sidocapazde salvar 500millones

de euros anuales para aquellas obras so-

ciales de las cajas de ahorros, que como la

escuadrainvenciblenaufragóenlapasada

crisis; pero la Fundación

Bancaria«laCaixa»haconse-

guidosalvar lapartedel león.

Dehecho, el recienteranking

de Goldman Sachs sobre or-

ganizaciones éticas situó a

CaixaBankenelnúmero3del

mundo en gobernanza (99

puntosde100posibles)sobre

14 métricas sectoriales. Se

valoran laspolíticasde igual-

dad y diversidad, junto a in-

dicadores de desarrollo pro-

fesional de sus empleados y medidas

contra fraude y corrupción.

¡Y

o me comprometo! Es fácil de

pronunciar, perodifícil de ejer-

cer. Llevo una década oyendo

tres palabras: «Nos comprometemos

con». Durante una década he visto la

ilusiónenmuchosojosdirectivos: RRHH,

RSC, dircom...

Lacruzdelamonedafueirtestimonian-

do cómo lamayor parte de aquellos com-

promisos se deshacían como azucarillos

con los primeros embates de la crisis, la

BROMAS Y VERASDE LARSC

SALVADORMOLINA

Presidente del Foro Ecofin y

presidente de Telemadrid

salidadeldirectivoimplicadoouncambio

de propiedad en la sociedad. En algún

caso, he visto cómo el directivo que hace

diez años brillaba conel compromiso con

la igualdadde oportunidades, pocos años

más tarde argumentaba el compromiso

único con el medio ambiente; mientras

reducíaacero sus inversiones, esfuerzos e

ilusiones con la brecha de género.

Laderivadel compromisoRSChagene-

rado escépticos. Lo que hoy se pinta de

rosa,mañanaesverde.Lacuentadeexplo-

tación arrodilla al marketing con causa y

alcompromisocorporativo.Yestoesduro.

Muchosprogramasyorganizaciones«non

profit» dependen de ello.

Algunos fracasaron por echar raíces en

SIC TRANSIT

«Isidro Fainé ha

sido capaz de

salvar 500

millones de euros

anuales para

obras sociales de

las cajas»

trabajo,entenderelpropósitoque

persigue, es decir buscar la foto

global. Avecesesunacuestiónde

cambiar el enfo-

que o de pers-

pectiva, simple-

mente observar

la misma reali-

dad desde otro

ángulo», apunta

Recarte.

MÁS SONRISAS

Sonreir más y no

dejarse llevarpor

las emociones

también contribuirá a nuestra

felicidad. «No podemos ir de víc-

espacios abiertos en los que la

gente se sienta donde quiere,

ayuda a relacionarse con otros

compañeros. Como animales de

costumbreque somos, nos cues-

ta cambiar de mesa, silla, etc.».

Recordar losaspectospositivos

de nuestro trabajo también nos

ayudará a sobrellevar las penas

con más alegría. «Mucha gente

sólo se acuerda de los aspectos

negativos de su trabajo y olvida

los puntos positivos. Esto nos

impide disfrutar de nuestros lo-

gros y nos lleva a estar siempre

pendientesdeloquenotenemos.

Para que esto no nos ocurra, de-

bemos darle sentido a nuestro

de vida, y no hay posibilidad de

volveradárselo,esmejorconside-

rar otras posibilidades». Pero

previamenteacon-

seja explorar otros

caminos. «Debe-

mos analizar por

qué antes nos lle-

naba y ahora no.

¿Qué es lo que ha

cambiado?Deesta

reflexión podre-

mos extraer con-

clusiones acerca

de hasta dónde

nosotrospodemos

influir para que vuelva a tener

sentido, y reenamorarnos, yhasta

quépuntonopodemosinfluir.Esa

línea es la que separa nuestra res-

ponsabilidad de la de la empresa.

Peroel responsableúltimosomos

nosotros. Echarle una pensada

honesta a por qué y para qué tra-

bajamos y cómo eso encaja en la

empresa es algo que solo uno

mismo puede hacer. Aun cuando

nuestro trabajo nos enamore,

siemprehaycosasquenosgustan

menos,poresonoconvieneserun

enamorado caprichoso». Ymien-

tras no se tengan otras alternati-

vas, «seguir siendo fiel y compro-

metido es lo más honesto con

nosotrosmismosyconlaempresa

que nos dio la oportunidad de

estarenamoradosdeloquehacía-

mos», concluyeManso.

Ana Herranz, directora de

AlumniCareer Services&Resear-

chdeIEBusinessSchool,aconse-

jatrabajarenlavisibilidadinterna

de uno mismo para conseguir

nuevas oportunidades o proyec-

tos. «Si nuestro trabajo no nos

llena, no basta conquedarnos en

la queja, hay que urdir un plan

para vendernos. Muchas veces

pensamos que sobre nuestro jefe

recaeel100%denuestrafelicidad

y sin embargo nos corresponde a

nosotros trabajar nuestra marca

personal para que se nos vea y se

acuerdendenoso-

tros». Recomienda

«llevarnos

bien

con todo el mun-

do,buscarsiempre

aliados, porque

unonuncasabede

dónde puede sur-

gir la oportuni-

dad».Lamentapor

otro lado que sean

siempre las muje-

res las que «peor»

trabajan su marca personal y las

«menos valientes» en el trabajo.

«Siempre

esperamos una

intervención

divina, que sean los

jefes o compañeros

quienes cambien

nuestra realidad»

«Aprender nuevas

habilidades o

participar en otros

proyectos, nos

ayudará a darle

sentido a nuestro

trabajo»

timas.Alagentelegustaestarcon

personasalegresynoconalguien

que se está quejando todo el día.

Pero si verdadera-

mente el puesto no

te gusta o crees que

noestáalineadocon

tu experiencia, em-

pieza a buscar un

nuevo proyecto»,

concluye Recarte.

Íñigo Manso, so-

cio fundador de

Manso & Malum-

bres, tambiénopina

que «cuando el tra-

bajo que hacemos ha dejado de

tenersentidoennuestroproyecto

17

LA RAZÓN

Domingo. 7 de mayo de 2017