MENÚ
viernes 20 octubre 2017
05:36
Actualizado
El Tiempo
  • 1

63-69. El Valencia Basket alarga la maldición de los anfitriones de la Supercopa

  • Los jugadores del Herbalife Gran Canaria Anzejs Pasecniksy Xavi Rabaseda y el jugador del Valencia Basket Fernando San Emeterio durante la final de la Supercopa Endesa
    Los jugadores del Herbalife Gran Canaria Anzejs Pasecniksy Xavi Rabaseda y el jugador del Valencia Basket Fernando San Emeterio durante la final de la Supercopa Endesa

Tiempo de lectura 2 min.

24 de septiembre de 2017. 00:23h

Comentada

El Valencia Basket ha arrancado la temporada de la misma forma que acabó la anterior: levantando un título. 98 días después de proclamarse campeón de Liga ante el Real Madrid, el equipo ahora entrenado por Txus Vidorreta, como relevo de Pedro Martínez, ganó la Supercopa, también la primera de su historia. La gran novedad de los campeones estuvo en el banquillo porque en todo lo demás fue un equipo muy reconocible. Anclado en San Emeterio y Dubljevic, el Valencia remontó quince puntos ante el Herbalife Gran Canaria y ratificó la pujanza de un proyecto fiable a la espera de comprobar qué aspecto tienen Real Madrid, Baskonia o el nuevo Barça.

Los anfitriones, que se cargaron en las semifinales al Madrid, eran el equipo más armado de los cuatro que se citaron el fin de semana en Gran Canaria. Es el que ha podido vivir una pretemporada más normal y está llamado a ser uno de los animadores de este ejercicio. Al Valencia poco le importó que hace menos de una semana casi la mitad de su plantilla estuviera compitiendo en el Eurobasket. Sólo pagó esa falta de conjunción en los dos primeros cuartos, cuando el banquillo del Herbalife se adueñó del partido (32-17). La final cambió cuando San Emeterio se puso a los mandos del Valencia. El alero internacional era el alma del equipo la pasada campaña y lo sigue siendo ésta. Sin apenas haber completado un par de entrenamientos y tras haber sido titular en el Eurobasket cuajó siete minutos asombrosos. Cuando pidió el cambio, reventado físicamente, a 2:50 para el final del tercer cuarto había anotado 16 puntos casi consecutivos. Un triple y un recital de penetraciones y bandejas permitieron al Valencia acabar con el dominio canario. Los cambios defensivos de los locales no sirvieron para nada. San Emeterio se coló en la defensa amarilla como si estuviese jugando contra cadetes. Dubljevic cogió el relevo y el pívot montenegrino demostró que su flojo Eurobasket está olvidado. Por si faltaba algo, la gran novedad del equipo, el escolta estadounidense Greene, apareció en el último cuarto con siete puntos cuando el Herbalife todavía creía que podía repetir el título de la pasada edición.

Ficha técnica:

63. Herbalife Gran Canaria (13+19+14+17): Mekel (4), Báez (6), Pasecniks (2), DJ Seeley (-) y McKissic (5), equipo inicial, Fischer (3), Aguilar (9), Rabaseda (-), Paulí (10), Balvin (6), Oliver (5) y Eriksson (13).

Entrenador: Luis Casimiro.

68. Valencia Basket (13+10+25+21): Green (13), Vives (5), Sastre (4), Thomas (-) y Pleiss (6), cinco inicial, Diot (7), Dubljevic (16), San Emeterio (18), Doornekamp (-) y Martínez (-).

Entrenador: Txus Vidorreta.

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Carlos Peruga y Carlos Cortés. Sin eliminados.

Incidencias: 9.478 espectadores acudieron hoy al Gran Canaria Arena para seguir esta final de la Supercopa Endesa de baloncesto. Erick Green fue elegido MVP de la competición.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs