MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
19:32
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«El Madrid está lleno de jugadores especiales»

Izquierdo, el ayudante de Obradovic en el Fenerbahçe, afirma que «los jugadores piensan que él les va a hacer ganar y eso le hace único».

  • Josep Maria Izquierdo, a la derecha de Zeljko Obradovic y a su espalda, es ayudante en el Fernabahçe del ocho veces campeón de Europa
    Josep Maria Izquierdo, a la derecha de Zeljko Obradovic y a su espalda, es ayudante en el Fernabahçe del ocho veces campeón de Europa
Mariano Ruiz Díez. 

Tiempo de lectura 4 min.

16 de mayo de 2017. 23:21h

Comentada
Mariano Ruiz Díez.  16/5/2017

Hace cuatro años, una llamada de Zeljko Obradovic le «rescató» de su puesto en el Ayuntamiento de Badalona. Josep Maria Izquierdo conoció al ocho veces campeón de Europa en el glorioso Joventut de los noventa. Entonces el serbio sólo había ganado una Euroliga, en la Penya logró la segunda y con el Fenerbahçe, el rival de Madrid en la semifinal del próximo viernes, persigue la novena. «La pasión del Zeljko actual por el baloncesto es la misma que hace 25 años –comenta su ayudante en el equipo turco–. Disfruta de cada entrenamiento, de cada reunión, de cada viaje y de cada segundo de trabajo igual que antes, pero ahora tiene más experiencia. Lleva casi 30 años dirigiendo equipos y la pasión sumada a la experiencia da como resultado 16 Final Four y 8 Copas de Europa». Cuando el técnico balcánico le ofreció a «Izqui» un puesto a su lado en el banquillo, éste no se lo pensó un segundo. Ahora busca la primera Copa de Europa para el baloncesto turco. «Llegué hace cuatro años y somos casi el mismo equipo de la temporada pasada con un par de retoques. Tenemos la mejor plantilla de estos años, pero si es o no el mejor equipo lo dirán los resultados», afirma.

El Fenerbahçe es el segundo mayor presupuesto de la Euroliga. Sus más de 30 millones sólo le sitúan por detrás del CSKA; ha estado presente en las dos anteriores Final Four y Obradovic y su cuerpo técnico ya han renovado hasta 2020. «Somos un club de fútbol que no sólo arrastra a la gente del básket, sino que la gente que ama el Fenerbahçe nos sigue y nos arropa. Se está apostando muy fuerte por el baloncesto, aquí el deporte se vive con mucha pasión y la prueba es que en la pasada final en Berlín el 75 por ciento de los aficionados eran nuestros. Es verdad que nuestros rivales en la Final Four tienen una historia y una tradición de baloncesto superior a la nuestra. Tienen más experiencia, más Copas de Europa, jugadores que ya la han ganado varias veces... Pero estamos trabajando para que ésta sea la primera del Fenerbahçe. Cuando llegamos aquí había un 46 por ciento de victorias en la Euroliga y ahora ya rozamos el 75», asegura el técnico catalán.

Los Real Madrid-Fenerbahçe se han convertido en un clásico en las últimas temporadas: la semifinal de hace dos años cuando el Madrid consiguió la Novena, los cuartos de la pasada temporada, los dos precedentes de este año... «Nos conocemos muy bien y la semifinal se va a decidir por pequeños detalles. Cada punto habrá que lucharlo con sangre», comenta Izquierdo, que alaba al Madrid. «Ha sido el mejor equipo de la primera fase, fue primero con mucha solvencia, jugando muy bien, dando espectáculo y no sólo ganando, demostrando también que es un muy buen equipo». También destaca a los otros dos aspirantes al título: «El CSKA es el campeón, que nadie lo olvide, y nos ganó la final el año pasado con un rebote ofensivo de Khryapa a 1.8 segundos del final. Olympiacos tiene varias Copas de Europa en los últimos años y cuenta con jugadores determinantes. Tenemos el 25 por ciento de posibilidades cada equipo».

¿Y qué preocupa del Madrid a Obradovic y los suyos? «Tienen muchos jugadores con talento para anotar. No dependen de uno, dos o tres. Todos son muy capaces de sumar. Es un equipo lleno de jugadores especiales y cualquiera de ellos es una amenaza. Y un ejemplo es Thompkins. No había sido importante esta temporada, no había sido muy utilizado y fue decisivo contra Darussafaka. Además de Llull, Carroll y Randolph te puede aparecer Maciulis con un par de triples y jugando al poste bajo, Ayón, Doncic... Son un equipazo que cuenta con estrellas, pero que su éxito se basa en el conjunto». Sin dar «demasiadas pistas», Fenerbahçe buscará que «no dominen el ritmo, que controlemos los dos tableros y que no disfruten de transiciones rápidas. Habrá que intentar recortar o hacer desaparecer los minutos de inspiración personal de varios de sus jugadores... Hay muchos elementos que controlar».

La temporada no ha sido fácil para su equipo. Perdió el factor cancha para los «playoffs» en las últimas jornadas, pero luego arrasó al Panathinaikos en cuartos. «Después de ganar los primeros cuatro partidos empezaron a caer jugadores y cuando remontamos volvieron a llegar las lesiones. Se nos escaparon partidos por muy poco y de ahí las dudas, pero luego demostramos ser un grupo solvente». Y el factor más diferencial sigue siendo Obradovic: «Su diferencia son los títulos. Tú puedes intentar convencer a un jugador que haga esto o lo otro, pero él lo que quiere es jugar bien, ganar dinero y títulos. Cuando un entrenador llega con los números que ha hecho Zelkjo en todos los sitios en que ha estado, el jugador piensa ‘‘este tío me va a hacer ganar’’. Ésa es la diferencia, lo que le hace único y especial».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs