lunes, 18 septiembre 2017
04:36
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Baloncesto

Baloncesto / Liga ACB

El Valencia culmina la hazaña

  • En un soberbio partido arrasó al Real Madrid y levantó su primera Liga Endesa. El equipo de Pedro Martínez se rearmó tras perder la final de la Eurocopa y fue muy superior a los blancos

Los jugadores del Valencia Basket, Romain Sato y Rafa Martínez celebran el título de campeones de la Liga ACB
Los jugadores del Valencia Basket, Romain Sato y Rafa Martínez celebran el título de campeones de la Liga ACB

Y a la tercera fue la vencida. El Valencia se proclamó campeón de la Liga Endesa después de perder sus dos finales esta temporada: Copa del Rey, precisamente ante el Madrid, y la Eurocopa ante el Unicaja. El título es un premio más que merecido para el mejor equipo de la ACB en las últimas semanas, especialmente durante la última. Los de Pedro Martínez levantan el primer título liguero de su historia después de liquidar por este orden al Barcelona, que fue quien más problemas le causó, Baskonia y Real Madrid. En la final, la superioridad, salvo en el primer partido, ha sido innegable. La capacidad para reanimarse, liderada por Sato y San Emeterio, que tuvo el Valencia después de perder su final europea contrastó con la tumba que supuso para el Real Madrid caer en la Final Four ante el Fenerbahçe y el modo en que lo hizo.

El mejor Valencia se desató en el segundo cuarto, como si fuera la continuación del último tramo del tercer partido. Fue una sacudida que dejó al Madrid tiritando. El abuso en el rebote, una asfixiante defensa, la aportación constante del banquillo (¡29 puntos anotados al descanso¡) y la certeza de que en el Madrid nadie era capaz de enderezar el rumbo fueron un lastre excesivo. Laso probó con todos. Con los pocos que han dado la cara en la final y con los que llevan desaparecidos semanas. El equipo no funcionó con nadie. Y eso deparó un parcial escandaloso en apenas siete minutos: ¡26-3! Una canasta de Doncic y un tiro libre de Randolph ante la avalancha de juego del Valencia. Llegaron triples, canastas fáciles, canastas imposibles... Sastre, Thomas, Oriola, Sato, Martínez. El partido se convirtió en una pesadilla para los de Laso. Cuando el Madrid frenó la sangría restaban dos cuartos y una montaña de 17 puntos por escalar.

La cumbre se fue hasta los 23 puntos y si el Madrid empezó a remontar, muy poco a poco, fue porque el Valencia notó en su mochila el peso de la historia. Desde el final del tercer cuarto hasta el ecuador del último a los locales se les aparecieron muchos de los fantasmas de su pasado más reciente. La situación era muy similar a la que se encontraron en el último cuarto ante el Unicaja en la Eurocopa. En torno a los diez puntos de ventaja y demasiados minutos por delante. Pero en el Real Madrid no hubo héroes, aunque La Fonteta llegase a temblar (75-69 a 4:50). Llull lo intentó, Nocioni, en su despedida, también. Pero nadie fue capaz de ir más allá. El final de la temporada puede dejar más de un cadáver en el Real Madrid. Para el Valencia, el colofón no ha podido ser más glorioso.

  • 1

Vídeos

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs