lunes, 21 agosto 2017
04:53
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Chiringuito

Cholistas, torristas y San Antoine

Cholistas, torristas y San Antoine

La pelea con el Sevilla cerraba una semana dulce con el Atlético del Cholo metido un año más entre los ocho mejores de Europa y con el añadido de que las bolas del sorteo Champions no fueron ni calientes ni frías, sino rojiblancas (Leicester). Y habría sido una semana redonda de no ser por esa chocante decisión de Simeone de no dar ni un solo minuto a Fernando Torres ante el Bayer Leverkusen cuando toda la afición esperaba ver a su «Niño», y más tras el susto morrocotudo de Riazor.

A dos del Sevilla

Dicho esto, todo apuntaba a que ante los hombres de Sampaoli (tocados tras su eliminación europea en... Leicester) Torres sería titular. Pues no, Simeone volvió a dejarle en el banquillo, hasta el minuto 60. La grada gritó ese «Ole, Ole, Ole, Cholo Simeone» y cuando salió el «Niño» enloqueció con su jugador bandera («Fernando Tooorres, lolololololo, Fernando Tooorres...»). Así que en medio de este cruce de pasiones y sentimientos, en realidad casi casi unitarios porque la hinchada adora a los dos, el Calderón vivió un duelo decisivo para los intereses de atléticos y sevillistas, esa tercera plaza de la que ya está más cerca el equipo madrileño, a sólo dos puntos.

Magistral el galo

Porque el equipo de Simeone soltó un muy buen partido, superando a un rival que amenaza con entrar en depresión. Dominó el Atlético todos los resortes del juego y apareció la cabeza de Godín, que vuelve a estar a su mejor nivel en esta fase decisiva de la temporada. Pero lo mejor estaba por venir, otro golazo espectacular de Griezmann, un golpe franco sencillamente magistral, antes de que Koke cerrase la cuenta. Así que quedamos en que en este revitalizado Atlético hay sitio en el santoral para los cholistas, los torristas (por los siglos de los siglos) y para... San Antoine. Amén.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1