MENÚ
miércoles 17 enero 2018
02:54
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Tira tira: El abrazo con Griezmann y dos milagros

  • Los jugadores del Atlético celebran un gol de Griezmann
    Los jugadores del Atlético celebran un gol de Griezmann / EFE
José Damián González. 

Tiempo de lectura 2 min.

04 de diciembre de 2017. 04:02h

Comentada
José Damián González.  4/12/2017

Antes de «viajar» a Londres y a Roma para decidir el futuro en la Champions, lo del sábado. Ganó el Atlético a la Real Sociedad con las dos caras del Cholo, porque lo del Metropolitano fue eso que los cronistas clásicos definirían como un partido con dos fases diametralmente opuestas. Una primera en la que se demostró que no sólo se trata de repetir esa feliz idea de alinear a tres delanteros (Correa-Gameiro-Griezmann), sino que lo que marca un dibujo táctico es la colocación del equipo.

Jekyll y Hyde

Y el Atlético cedió todo el terreno y el balón a una Real que fue mejor en esa fase del encuentro, bien es cierto que ayudada por un Correa que falló lo que no está en los escritos, tanto como Thomas de improvisado lateral derecho. No podía seguir el equipo jugando en casa como si lo hiciera fuera, así que en la segunda parte toque de corneta y los de Simeone (sí, Jekyll y Hyde en la pizarra) se comieron a su rival.

A rezar ahora

Fue ya un Atlético voraz, con un Griezmann que se ha vuelto a apuntar al grupo y un Saúl colosal, sobre todo cuando adelanta unos metros su posición. Empató Filipe Luis y la entrada de Torres y Carrasco acabó siendo decisiva para el 2-1 de Antoine. El Cholo (listo) le cambió en el último suspiro para que recibiera la ovación de la grada y también para fundirse en un abrazo con él. No fue esta vez el «abrazo del oso», sino el de la reconciliación para lo que queda de temporada. Sigue invicto el Atlético en Liga, tercero a seis puntos del Barcelona, y mañana buscará dos milagros en Champions: ganar en Londres al Chelsea junto a la Abadía de Westminster me parece hasta posible, pero que el Qarabag lo haga en Roma cerca de la Basílica de San Pedro, francamente no lo veo. A confesión. Y a rezar.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs