MENÚ
domingo 17 diciembre 2017
01:13
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El regreso de Igor Antón

Se retiró en la Vuelta de 2010 por una caída. Ahora, a los 34 años, disfruta del mejor momento de su carrera desde entonces

  • Igor Antón posa con sus compañeros de Dimension Data
    Igor Antón posa con sus compañeros de Dimension Data

Tiempo de lectura 2 min.

26 de agosto de 2017. 10:43h

Comentada
Domingo García Madrid. 26/8/2017

ETIQUETAS

La carrera de Igor Antón se torció camino de Peña Cabarga en la Vuelta de 2010. Vestía el jersey rojo de líder y, antes de comenzar el ascenso al último puerto, una rama se cruzó en su camino, se fue al suelo y se rompió el codo. Se marchaban con él sus opciones de ganar la Vuelta y nunca más volvió a ser un corredor capaz de competir por las grandes carreras.

Desde entonces ha peleado por hacerse notar con victorias de etapa. Algunas muy grandes, como la del Giro de 2011 en el Zoncolan o la del regreso de la Vuelta a Bilbao más de 30 años después. No tuvo suerte en Movistar, donde se refugió después de la desaparición de Euskaltel. El primer año fue complicado por el fallecimiento de su madre. En el segundo, los problemas eran físicos. «Tuve un problema en una pierna y he podido solucionarlo con biomecánica, con la posición en la bicicleta, con cambios en las zapatillas, y he conseguido estar mejor. Eso también es un punto importante. He tenido una serie de problemas que no me dejaban sufrir al cien por cien», explica Igor con su eterna sonrisa, ésa que ni siquiera lo abandonó cuando perdió la posibilidad de ganar la Vuelta en 2010.

Los ciclistas tienen la conciencia de que deben sufrir para poder disfrutar. Y eso es lo que hace ahora en el Dimension Data. «Ya tengo más o menos una buena carrera ciclista hecha, estoy en un equipo que me permite estar a mi aire, tranquilo, tener un calendario fijo... He recuperado ilusiones, he sido padre... Udane, que es mi niña, me da fuerzas. Me lo tomo de otra manera y estoy disfrutando», confiesa.

Y ahora, a los 34 años, presume de una posición en la general que ya tenía olvidada. En el puesto 18, a 2:26 de Froome, es el segundo español de la clasificación, entre De la Cruz y Contador. «Me estoy metiendo sin querer, no era la intención, pero llegue donde llegue voy a intentar hacer la general. He cogido un nivel muy bueno, lo demostré ya en la Vuelta a Burgos y estoy contento. Vamos a ver hasta dónde llego porque tengo que dejar un día mi sello. Es lo que me gustaría para rematar», dice. Su sello es ganar una etapa. No tiene ninguna marcada, pero hay alguna que le trae muy buenos recuerdos, como la de hoy, con final en el Xorret del Catí. Allí se puso líder por primera vez en la Vuelta de 2010. O la de Calar Alto, donde logró su primera victoria profesional en 2006.

Aunque por el momento, la prioridad es la salud. Tres de sus compañeros se retiraron ayer por culpa de un virus que también ha atacado a Omar Fraile. Igor se ha librado por el momento. Ayer ganó Mohoric. ¿Hoy, Antón?

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs