MENÚ
martes 17 octubre 2017
06:43
Actualizado
El Tiempo
  • 1

El Atlético más competitivo

El conjunto rojiblanco vuelve a estar entre los cuatro mejores de Europa, pese a que es muy inferior a sus rivales en capacidad económica.

  • Gabi celebra la clasificación para semifinales, brazos en alto, junto a Savic, Correa y Koke
    Gabi celebra la clasificación para semifinales, brazos en alto, junto a Savic, Correa y Koke
Enrique Gozalo. 

Tiempo de lectura 2 min.

20 de abril de 2017. 03:20h

Comentada

Otra gesta del Atlético. Basada en el gen competitivo del equipo, en la calidad de Griezmann y el trabajo más colectivo que individual de jugadores de muy buen nivel técnico y táctico como Godín, Oblak, Filipe Luis, Carrasco, Saúl y Koke, a los que se suma el esfuerzo de los Savic, Juanfran y Gabi. La prueba del «9» tampoco ha resultado excepcional y no ha pasado de discreta con Fernando Torres y Gameiro. El francés ha ido de menos a más en su primer curso como rojiblanco y se espera que sus prestaciones mejoren en su segunda campaña.

Vrsaljko, Giménez, Lucas, Thomas y Correa, entre otros, son más futuro que presente, pero también han contribuido a que el Atlético esté otra vez en las semifinales de la Champions. Gaitán no le ha cogido el aire al equipo ni a lo que quiere Simeone de él, mientras que Augusto y Tiago han sido víctimas de las lesiones. Moyá ha cumplido con creces cuando le ha tocado sustituir a Oblak.

¿Cuál es el mérito? Competir, competir y competir, que diría Luis Aragonés. Porque cuando Simeone dice que el Atlético no es grande si se le compara con la poderosa economía del Madrid, Barça, Bayern, Chelsea, Juventus o los dos equipos de Mánchester, tiene razón. Y ahí radica la base del éxito.

Quiso Simeone cambiar la cara táctica al equipo al comienzo de temporada. Y lo que empezó bien, tras golear al Granada el Atlético fue líder (octava jornada), se derrumbó con las derrotas en Sevilla, San Sebastián y en el Calderón frente al Real Madrid. Larga travesía desde entonces –con el conjunto de Sampaoli por encima– hasta que la vuelta a los orígenes, al pasado futbolístico, donde priman la intensidad, el esfuerzo y la competitividad, se consumó.

En Europa, el camino –primero de grupo por delante del Bayern Leverkusen– no ha sido demasiado complicado. PSG y Leicester han caído por inferioridad. Mañana el bombo «elegirá» rival para semifinales. Da igual, dicen en el vestuario. Volver a jugar con el gran vecino no gusta demasiado, pero todo es posible. Incluso, que hasta el Atlético dispute su segunda final de Champions consecutiva. Sería de sombrerazo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs