MENÚ
viernes 20 octubre 2017
06:00
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Etiopía reconquista el maratón de Madrid 19 años después con Bonsa Dida

Un hombre de 53 años sufre un infarto durante el Maratón de Madrid, con 135 personas atendidas por el SAMUR

  •  El etíope Bonsa Dida, de 22 años, gana con una marca de 2h10:16 el Maratón de Madrid,
    El etíope Bonsa Dida, de 22 años, gana con una marca de 2h10:16 el Maratón de Madrid,
larazón.es.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de abril de 2017. 18:46h

Comentada

ETIQUETAS

Bonsa Dida, de 22 años, se convirtió con una marca de 2h10:16 en el segundo etíope que gana el maratón de Madrid, diecinueve años después de Fekadu Bekele, y la keniana Elizabeth Rumokol (2h33:55) acentuó el perfil africano de la carrera que en su 40 aniversario estrenó Etiqueta de Oro, la máxima categoría de la IAAF.

Dida, décimo en el último Mundial de cross, cortó una racha de siete triunfos seguidos para Kenia con un cambio en el km 36 que le dejó solo en cabeza para afrontar, Castellana arriba, la prolongada cuesta hasta la meta, situada en El Retiro.

Amenizada por bandas de música, la carrera, que salió a las 9 de Cibeles a 640 metros de altitud, pasaba por el Bernabeu doce horas antes del clásico Real Madrid-Barcelona, trepaba luego en dirección norte hacia la Plaza de Castilla, su punto más alto (723) en el km 7, para descender hacia Gran Vía, Palacio Real y Casa de Campo.

Después de darse un baño de multitudes por el centro, los corredores alcanzaban aquí, en soledad relativa, el punto más bajo del trayecto (550 m) antes de emprender el ascenso, por Embajadores, Atocha y Colón hacia el Retiro, donde estaba la meta.

Los 35.500 corredores -nuevo récord- de 108 países que, entre las tres carreras (10 km, medio maratón y maratón), se echaron a las calles de la capital tuvieron que enfrentarse al peor enemigo del fondista, el calor: 12 grados al salir, pero 20 dos horas después.

El director técnico de la carrera, Miguel Ángel Mostaza, había montado un equipo de liebres con el objetivo de que alguno de los africanos pudiera romper el muro de las 2h09, algo que nadie ha logrado hasta ahora (el récord masculino estaba en 2h09:15).

Para alcanzar el récord tenían que pasar el medio maratón en 1h04.40, a un ritmo de 3:03 minutos el kilómetro. Los diez primeros se cubrieron en 30:40, los 20 en 1h00:39 y el medio maratón -todavía con siete en cabeza- en 1h04.02, parciales todavía en el rango de la plusmarca, aunque faltaba lo más duro.

El ritmo fue decayendo y a la altura del km 30, con cinco al frente, las opciones de récord se habían difuminado.

Cuando se retiró la última liebre, pasado el km 30, Bonsa Dida tuvo que dar la cara en el quinteto delantero y sus compañeros no aguantaron su ritmo. Al paso por la estación de Atocha (km 37) se había quedado a solas con su cronómetro, que consultaba con frecuencia. Batió su récord personal, pero no el de la prueba.

El también etíope Belete Mekonen llegó desde atrás para, a vista de meta, arrebatar con un tiempo de 2h13:04 el segundo puesto al keniano Ronald Kipkoech Korir (2h13:07), mientras que el barcelonés Carles Castillejo disfrutó los últimos metros del último maratón de su vida y terminó séptimo -primer español- con 2h15:05.

La carrera femenina fue más táctica. El objetivo era bajar de 2h31 (el récord está en 2h32:04) pero el grupo de cabeza, siempre detrás de una liebre masculina, el español Camilo Santiago, pasó el décimo km en 37:39 y desapareció ya toda opción de plusmarca.

Rumokol, de 34 años, ganadora el año pasado en Nairobi, obtuvo en Madrid su quinta victoria en 17 maratones. Se quedó sola a falta de 10 km, siempre pegada a la liebre y con mucho margen sobre la segunda. Venció con 2h33:55 y casi un minuto de ventaja sobre la segunda, su compatriota Joan Jepchirchir Kigen (2h34:41). La etíope Bedatu Hirpa Badane completó el podio con 2h34:47.

En la carrera que abría programa, los 10 km, el aragonés Carlos Mayo venció por segundo año consecutivo, esta vez con un tiempo de 30:34, y la francesa Melanie Doutart con 36:36 se impuso en categoría femenina. Vanessa Veiga, última ganadora española en este maratón -también en el medio y en 10 km-, fue tercera.

Después, el keniano Joseph Kiprono Kitur, vencedor este mismo año en la Azkoitia-Azpeitia, consiguió la mejor marca de medio maratón en suelo madrileño al imponerse con 1h01:44.

Al paso por la Puerta de Alcalá, en la última cuesta, Joseph Kiprono Kitur, que llegó al último km en un grupo de cuatro, dejó clavados a sus compañeros para establecer el nuevo récord de la prueba madrileña en el marco del maratón.

En categoría femenina la bahrainí de 25 años Tejitu Daba, ganadora del primer Medio Maratón de la Mujer madrileño hace seis meses bajo la lluvia, obtuvo en una mañana soleada su segundo triunfo en la capital con un registro de 1h11:29, seguida de la canaria Arda Merino Betancor (1h18:07).

Un hombre sufre un infarto y 135 personas atendidas

Un hombre de 53 años ha sufrido un infarto mientras participaba en el Maratón de Madrid, que este domingo ha celebrado su 40 edición, durante la cual un total de 135 personas han tenido que ser atendidas por el SAMUR.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid, de las 135 personas atendidas, 30 han tenido que ser trasladadas a hospitales, siete de ellas en estado grave, entre las que se incluyen cuatro personas con afecciones cardiovasculares, como el infarto sufrido por un varón a la altura de la calle Velázquez.

Aparte de tres golpes de calor, las patologías más repetidas han sido lipotimias y deshidrataciones, ya que ha hecho mucho calor durante la jornada.

Efe

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs