MENÚ
viernes 15 diciembre 2017
14:44
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

FICHA TÉCNICA

0-0. Entre el no saber y el no poder
Barcelona
0 - 0
0-0. Entre el no saber y el no poder
Málaga

0-0. Entre el no saber y el no poder

Sólo consigue empatar a cero ante el Málaga en el Camp Nou

  • El delantero brasileño del FC Barcelona Neymar jr intenta avanzar con el balón ante el centrocampista Javier Ontiveros y el defensa Diego Llorente, del Málaga CF
    El delantero brasileño del FC Barcelona Neymar jr intenta avanzar con el balón ante el centrocampista Javier Ontiveros y el defensa Diego Llorente, del Málaga CF / Efe
Francisco Martínez. 

Tiempo de lectura 4 min.

20 de noviembre de 2016. 01:21h

Comentada
Francisco Martínez.  19/11/2016

Paco Alcácer marcó su primer gol con el Barcelona a los tres minutos de partido... Pero estaba en fuera de juego y fue anulado. Pocas veces más pudo rematar el atacante del Barça, síntoma inequívoco de que el equipo no carburó ante el Málaga, que se plantó en el Camp Nou con una defensa de cinco reforzada con un línea de cuatro por delante y resistió los 90 minutos. Con once jugadores, con diez por la polémica expulsión de Llorente e incluso, en el último córner, con nueve, porque Juan Carlos también vio la roja por protestar, aguantaron los chicos de Juande Ramos. El análisis fácil es hablar de la «Messidependencia». Perder a Leo es mucho, lógicamente, y ayer se cayó del encuentro a última hora por una indisposición, pero la temporada pasada resistieron dos meses sin él. En ese tiempo Neymar creció. El brasileño lo intentó ayer en la segunda parte, asumió la responsabilidad, buscaba la pelota, regateaba, le dieron patadas, como la de Llorente, que terminó en una expulsión quizá exagerada en una acción abierta a interpretaciones, pero no pudo resolver el «11» un partido que empezó despacio y terminó loco.

Comenzó el duelo con el «no-gol» de Alcácer y con un Barcelona animado por la derecha con Arda y Sergi Roberto. Poco a poco se fue apagando. O fue apagado por la defensa malaguista, plagada y solidaria, cerrando los caminos y haciendo que la circulación de la pelota del Barcelona fuera plana y predecible. Nadie se saltaba el guión. En la única ocasión en la que rompieron el muro, remató Rafinha abajo y reaccionó perfecto Kameni, como preámbulo de lo que haría después.

El Málaga no se sintió del todo incómodo y al Barcelona le entraron las prisas demasiado pronto. Tuvo Juanpi la oportunidad de poner todavía más nervioso a su rival con una contra. Perdonó. Quedaba más de media hora para el final y a los azulgrana se los veía acelerados. Histéricos incluso, sacando las faltas a toda prisa y prescindiendo de la cadena de pases que tanto los ha caracterizado. Neymar tomó protagonismo y pronto se puso Piqué de delantero centro. No se ha distinguido el Barcelona históricamente por sacar los partidos a la heroica, por narices, por no decir algo más fuerte. La presencia del central como «9» condicionó el juego del Barça, que en parte volvió a renunciar a la elaboración en el centro por un estilo más directo.

Casi todo eran balones en busca de la cabeza de Piqué, ya con André Gomes, Rakitic y Alba en el campo. El lateral trató de ser más profundo que Digne por la izquierda, y por ahí también se generó peligro. El Málaga estaba agotado. Ya no volvió a pisar el campo azulgrana. Llegado a ese punto, y con uno menos, decidió que lo mejor era seguir defendiendo el punto que tan bravamente estaban logrando. Los instantes finales fueron infartantes. El campo parecía cuesta abajo en dirección a la meta de Kameni. Volaron los balones, con y sin sentido. Cabeceó Rafinha fuera, también Rakitic, André, que se encontró con el larguero, y sobre todo Piqué, que además pidió penalti por un claro agarrón de Villanueva. A Kameni le faltó la capa por momentos, sobre todo para detener un cabezazo de Ney en el minuto 90. Se comió el balón primero, pero rectificó a lo Superman. Todo lo detuvo con valentía. Perdía tiempo el Málaga y lo alargó el árbitro, que en el último córner todavía expulsó a Juan Carlos por protestar. No pudo el Barça meter un gol en ese momento. No supo hacerlo antes.

Luis Enrique: «También perdemos con Messi»

Faltó Messi y no ganó el Barça. «Hemos ganado y perdido con y sin Messi», dijo Luis Enrique, que no quería excusas en ese sentido. «Leo debe estar muy mal para perderse un partido. Pero no es grave, ya está recuperado», habló el técnico sobre la baja del «10» por una indisposición y unos vómitos. Eso sí, consideró que el resultado era «injusto». «Por ocasiones y por juego, hemos sido muy superiores. Si no las metes, no mereces ganar», opinó el entrenador, que defendió a Alcácer y su sequía: «Ha estado de notable alto». El delantero, sustituto del sancionado Suárez, ha disputado este curso 413 minutos y no ha logrado un gol.

Ficha técnica

0 - FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Digne (Jordi Alba, min.62); Busquets, Denis Suárez (André Gomes, min.68), Rafinha (Rakitic, min. 76); Arda, Paco Alcácer y Neymar

0 - Málaga: Kameni; Rosales, Llorente, Torres, Mikel Villanueva, Ricca; Ontiveros (Luis, min.69), Pablo Fornals (Duda, min.90+5), Juanpi, Juankar; y Sandro Ramírez (En Nesiry, min.80).

Arbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Mostró cartulinas amarillas a Ricca (min.22) y a Ontiveros (min.62). Expulsó con tarjeta roja directa a Llorente (min.69) y a Juankar (min.90+6).

Incidencias: Asistieron al encuentro 83.439 espectadores en partido de la duodécima jornada de LaLiga disputado en el Camp Nou.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs