MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
04:47
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Atlético: ¿Dónde está el gol?

El Atlético sólo ha marcado un tanto en tres partidos de Champions y todavía no ha ganado en la competición. Suma una derrota y dos empates a cero

  • Simeone lamenta una de las muchas ocasiones desperdiciadas por el Atlético
    Simeone lamenta una de las muchas ocasiones desperdiciadas por el Atlético

Tiempo de lectura 4 min.

21 de octubre de 2017. 02:05h

Comentada
Domingo García Madrid. 21/10/2017

Ha pasado casi un mes de la última victoria del Atlético. El 2-0 al Sevilla en el segundo partido disputado en el Metropolitano hacía imaginar un futuro cercano muy diferente para el equipo del Cholo. Acababa de derrotar a uno de los rivales directos por los primeros puestos del campeonato, había sobrevivido a un comienzo de temporada con cuatro partidos disputados fuera de su campo por las obras de su nuevo estadio, que había visto dos victorias en una semana en sus dos primeros encuentros. Todo parecía en orden hasta que marcó Batshuayi el gol de la victoria en la última jugada del partido contra el Chelsea. Una derrota contra los ingleses y tres empates es lo que le ha llegado al Atlético después de derrotar al Sevilla. Las señales no son buenas. Especialmente en Europa, donde ha cerrado la primera vuelta de la fase de grupos con una derrota y dos empates a cero. Sólo un gol ha marcado en toda la competición y su futuro se complica.

Los dos partidos contra el Qarabag le debían servir para dar el estirón, pero el primero de momento le ha servido sólo para alimentar las dudas sobre sus posibilidades. Una sensación que se multiplicó con el empate de la Roma en Stamford Bridge porque el Atlético, además, cierra la fase de grupos con una visita al Chelsea. Depende de sí mismo, si gana los tres partidos estará clasificado, pero el campeón inglés y la Roma no son rivales sencillos.

«Creo mucho en los futbolistas y en el grupo y, más allá del pesimismo que invadirá este momento, trato de transmitir optimismo, porque creo en los futbolistas. Somos capaces de revertir esta situación», dijo Simeone después del partido contra el Qarabag. «Estoy fuerte y en el momento que renové sabía la responsabilidad que tenía por renovar», añade el Cholo, que se enfrenta a la que parece su primera crisis en el banquillo rojiblanco.

«No fuimos contundentes, tuvimos dos situaciones mano a mano con el portero que no las resolvimos bien», analizaba Simeone tras el encuentro en Bakú. «En este juego la contundencia es lo más importante y en este partido no la hemos podido tener», añadía. Quizá por eso la gran obsesión del Cholo para esta temporada era el fichaje de Diego Costa. Pero el internacional español no podrá jugar hasta enero y cuando lo haga llevará seis meses parado. Su último encuentro fue en el pasado mes de junio con la selección en Macedonia. Pero el Atlético necesita sus goles. Entre los cinco delanteros del equipo sólo han conseguido cinco goles, dos de Griezmann y tres de Correa. Torres, Vietto y Gameiro aún no se han estrenado. Es una buena manera de explicar que el Atlético sólo haya marcado más de un gol en cuatro de los once partidos oficiales que ha disputado esta temporada. Gameiro tuvo el miércoles ante el Qarabag la oportunidad de volver a jugar desde el comienzo, pero no respondió como esperaba el entrenador rojiblanco. Tampoco lo hizo Gaitán, otro que al Cholo le gustaría incorporar a las rotaciones del equipo, pero su compatriota no le da argumentos suficientes.

«Tenemos que seguir trabajando para marcar más goles», explicaba Griezmann en Bakú. El francés vive uno de sus comienzos de curso más difíciles desde que llegó al Atlético. Sólo en su primer año había marcado menos goles. Y todo después de un verano en el que amenazó con su marcha y que acabó cerrando con su segunda renovación en dos años.

El mensaje del Cholo siempre se ha basado en los resultados y en el compromiso de los jugadores con el club y con el cuerpo técnico. Pero los últimos resultados no son buenos, a pesar de que el técnico argentino se empeña en valorar un empate porque no es una derrota, e imágenes como la de Carrasco al abandonar el campo, que se marchó andando y con mala cara cuando fue sustituido por Correa en Bakú no ayudan a que el equipo crea en la recuperación. «Tenemos que mejorar de cara a la portería. Ahora sólo nos queda ganar los tres partidos que restan, pero vamos a ir poco a poco. Tenemos que ganar un partido en Champions y esperar», dice Gabi. Mañana, contra el Celta, tiene la primera oportunidad de comenzar la remontada en Liga.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs