MENÚ
domingo 17 diciembre 2017
01:13
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

FICHA TÉCNICA

España, no hace falta más
España
4 - 1
España, no hace falta más
Israel

España, no hace falta más

Sólo necesitó un cuarto de hora de plenitud y un gran partido de Silva para derrotar a Israel con mucha comodidad

  • Los jugadores de la selección española de fútbol celebran tras marcar ante Israel, durante el partido clasificatorio para el Mundial de Rusia 2018 disputado esta noche en el estadio de El Molinón, en Gijón.
    Los jugadores de la selección española de fútbol celebran tras marcar ante Israel, durante el partido clasificatorio para el Mundial de Rusia 2018 disputado esta noche en el estadio de El Molinón, en Gijón. / EFE/Alberto Morante
Domingo García.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de marzo de 2017. 05:00h

Comentada
Domingo García.  Madrid. 24/3/2017

De Gea respondió con agilidad al remate de cabeza de Refaelov. El portero español había visto casi toda la primera parte desde lejos. Se jugaba en el campo de Israel, pero supo responder cuando España lo necesitó. Se acercaba el final de la primera mitad y el gol de Silva era la única ventaja de la Roja. De Gea salvó el empate y permitió que el equipo de Lopetegui hiciera rentable su dominio en la segunda mitad. El gol de Silva había sido un ejemplo del juego que ha acompañado a España en el último decenio. Dos toques y dos caños entre el pase de Jordi Alba y el gol. Poco después de la parada de De Gea, Silva respetó el remate de Vitolo que se fue acercando tímidamente hasta la línea de gol tras el despeje a medias del portero israelí. Thiago dejó un detalle de los suyos en el gol: un pase con el exterior que salvó a la defensa y dejó a Vitolo solo frente al portero. Silva protegía el balón para que ningún defensa despejara, pero no quiso empujarlo para «robar» el gol a su compañero.

El jugador del Manchester City se ha convertido en uno de los líderes del equipo y uno de sus goleadores más fiables desde que Lopetegui se sienta en el banquillo de la Roja. Ha asumido la labor que le corresponde después del cambio generacional que ha ido renovando la plantilla de la Selección. En la segunda mitad quiso regalar otro gol a Vitolo, pero al «11» de la Roja le faltó poco para llegar al remate.

España dominaba la pelota por abrumadora mayoría, pero le costaba hacer más grande la diferencia con Israel. Thiago amenazó en los primeros minutos con un disparo al larguero, pero a los centrocampistas les costaba encontrar a Diego Costa en el área. El delantero español estaba encerrado, rodeado de rivales, y sus compañeros no encontraban la manera de asociarse con él. Además, las ganas de marcar le hacían meterse demasiado cerca de la portería para rematar los pases que llegaban desde los laterales. Carvajal, despreocupado de labores defensivas, era muy activo. De un pase suyo llegó una de las mejores jugadas de España. Buscó la cabeza de Diego Costa y el delantero vio la llegada de Silva. Se la dejó con la cabeza y el remate se fue al poste.

Los mejores minutos de España llegaron en el comienzo de la segunda mitad. Fue cuando llegó, por fin, el gol que Diego Costa había buscado durante todo el partido. Remató de cabeza un saque de esquina para calmar su ansiedad.

Israel quiso acercarse a la portería para llevarse el pequeño premio de marcar un gol a España. Y necesitó dos remates precisos para logralo. Primero, uno de cabeza de Gershon que se fue al poste y después, el disparo de Refaelov con la izquierda, que se tomaba su pequeña venganza.

Con los israelíes mirando a la portería de España, Diego Costa encontró los espacios que le permitieron correr. Así llegó el cuarto de España. Tras un balón que robó Isco en su campo, Diego continuó la jugada a la carrera, que volvió a terminar en Isco después de un pase de Iago Aspas. El madridista engañó al portero, que esperaba un remate al ángulo largo y dejó desatendido el palo más cercano, por donde se coló el sutil remate del madridista. Es lo que ofrece el delantero hispanobrasileño, la posibilidad de jugar de otro modo cuando el partido lo permite, de añadir un poco de velocidad entre la pausa.

Isco había sustituido a Iniesta, que se marchó aplaudido por el público de El Molinón. Una ovación que premiaba su partido y su dedicación a la Selección, que encuentra herederos al estilo que siguen defendiendo los históricos como Iniesta y Silva. La Roja sólo necesitó un cuarto de hora de plenitud para dejar en el camino a un rival que siempre se sintió inferior. Por concepto y porque España no quiso dejarle nunca la pelota. La esencia se mantiene con el paso del tiempo. Con el balón y paciencia es suficiente. No le hizo falta más ayer al equipo de Lopetegui.

- Ficha técnica:

4 - España: De Gea; Carvajal, Sergio Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Thiago (Koke, m.63), Iniesta (Isco, m.70); Vitolo (Iago Aspas, m.83), Silva y Diego Costa.

1 - Israel: Ofir Marciano; Eli Dasa, Tzedek, Itai Tibi (Twatha, m.19), Gershon; Einbinder (Keltjens, m.60), Natcho, Almog Cohen; Refaelov, Eran Zahavi y Ben Haim (Hemed, m.63).

Goles: 1-0, m.14: Silva. 2-0, m.45: Vitolo. 3-0, m.51: Diego Costa. 3-1, m.76: Refaelov. 4-1, m.88: Isco.

Árbitro: Michael Oliver (ING). Amonestó a Dasa (77) por Israel.

Incidencias: encuentro correspondiente al Grupo G de la fase de clasificación del Mundial 2018 disputado en el estadio El Molinón ante 20.321 espectadores. Israel jugó con brazalete negro por el fallecimiento del periodista deportivo Meir Einstein. EFE

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs