martes, 06 diciembre 2016
23:07
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Fútbol
 Turan (c), lucha el balón con Pedro Inglés
Turan (c), lucha el balón con Pedro Inglés
Efe

El Barcelona B se impuso hace tres meses en el Rico Pérez por 1-3. El Barcelona «A» (sin Messi, Suárez ni Neymar) mezclado con algunos jugadores del filial, no pasó del empate en la ida de dieciseisavos de la Copa del Rey. Queda la vuelta en el Camp Nou y no parece que la eliminatoria peligre, pero el resultado puede considerarse otro petardazo para un equipo necesitado de triunfos y de moral después de dos tropiezos seguidos en Liga y de verse a seis puntos del Real Madrid, con el que se enfrenta el sábado. Pues no. Comenzó apañado y acabó bien el Barcelona, pero durante mucho tiempo quedó enredado ante la defensa del Hércules. El conjunto alicantino fue de los primeros en «inventarse» eso de regalar los espacios al Barça por los costados para cerrar los pasillos interiores. Fue en el curso 2010/11 y se impuso en el Camp Nou, dejando su portería a cero. Tevenet, el técnico actual del Hércules, montó un entramado defensivo que complicó al Barça. Con dos canteranos (Aleñá y Carbonell) en el medio, junto a Denis Suárez; y con Rafinha y Arda en los costados, parecía coherente la alineación azulgrana. Se adueñó del balón rápidamente el equipo de Luis Enrique, con posesiones largas, pero sin mucha profundidad. Tuvo algún remate Paco Alcácer, pero tampoco lograron conectar mucho con él. El delantero está triste. Se le nota en la cara. Necesita un gol como el comer, y no lo consigue. Su participación cada vez fue a menos. También el dominio del Barcelona, que poco a poco se fue descolocando en el repliegue. Volvía lento y mal. Una pérdida por aquí, y el Hércules que se plantaba en el área. Gaspar lanzó fuera, Rojas tuvo un cabezazo claro que remató al centro... Se fue al descanso con buenas sensaciones el conjunto local y en un zarpazo en la segunda parte se puso por delante al rematar Mainz, entre el pecho y el estómago, un centro que venía desde la izquierda.

La cara de Luis Enrique lo decía todo y ni el tanto de Aleñá, poco después, le sirvió de alivio. El canterano apunta maneras y ya había sido convocado varias veces con el primer equipo. Lanzó desde lejos con potencia y ajustado. A partir de ahí sí consiguió más dominio el Barça, aunque sin excesivas ocasiones. Puso cerco a la meta de Buigues, que con un par de intervenciones defendió su portería. El Hércules dejó de atacar y se centró en defender el empate y mantener su sueño vivo para la vuelta. Al Barcelona le toca levantarse. Las dudas no le abandonan.

- Ficha técnica:

1 - Hércules: Iván Buigues; Dalmau, Fernando Román, Pedro Inglés, Rojas, Peña, Omgba, Juanma Espinosa, José Gaspar (Miñano, m.70), Salinas (Chechu, m.70) y Mainz (Berrocal, m.78).

1 - Barcelona: Cillessen; Áleix Vidal, Borja López, Umtiti (Nili, m.68), Digne, Carbonell (André Gomes, m.68), Aleñá (Cardona, m.75), Denis Suárez, Rafinha, Arda y Alcácer.

Goles: 1-0. Min.51: Mainz. 1-1. Min.57: Aleñá.

Árbitro: Ocón Arráiz (Colegio Riojano). Amonestó a Paco Peña, del Hércules.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Rico Pérez de Alicante ante unos 16.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de los fallecidos en el accidente aéreo en el que volaba el club Chapocoense brasileño.

  • 1

Vídeos

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs