MENÚ
sábado 16 diciembre 2017
11:45
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El Barça de los líos

Coutinho pide el «transfer request» al Liverpool para que negocie su traspaso. Dembélé sigue en rebeldía y ahora vuelve a sonar Di María

  • Coutinho, Dembélé y Di María
    Coutinho, Dembélé y Di María / EFE
Lluís Morales.  Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de agosto de 2017. 02:07h

Comentada
Lluís Morales.  Barcelona. 12/8/2017

Coutinho, Dembélé y ahora se vuelve a hablar de Di María. Con 222 millones en el banco, el Barcelona parece que está dispuesto a tirar la casa por la ventana para suplir la ausencia de Neymar, que en principio mañana ya podrá jugar con el PSG porque a Can Barça ya ha llegado la cantidad astronómica que el club francés pagó por su cláusula de rescisión.

¿Los millones en el banco o en el campo? Los aficionados azulgrana lo tienen muy claro, Valverde, también, y parece que los dirigentes, con el tibio Bartomeu a la cabeza, se han dado cuenta de que hay que fichar para intentar ser competencia de un Real Madrid que arrasa. Y Robert Fernández, secretario técnico de la entidad, después de la contratación del lateral Semedo y la incorporación de Deulofeu, un hombre de la casa, ha tenido que afrontar la sustitución de Neymar, brasileño a la fuga. No contaba con el problema aunque en su agenda de posibles refuerzos los nombres de Coutinho, Dembélé y Di María siempre han estado como jugadores interesantes. Lo que ocurre es que el mercado se ha disparado, la burbuja de los fichajes ha explotado y no hay más remedio que pagar. Los que venden: Liverpool –que se cierra en banda con Coutinho– y Borussia –que asume la marcha de Dembélé–, saben que hay dinero fresco en el Barcelona y no van a bajar sus pretensiones. La angustia y la necesidad azulgrana contrasta con la tranquilidad y la prudencia de los teóricos vendedores.

De Coutinho, brasileño como Neymar, se viene hablando desde hace meses. Incluso, cuando no se pensaba en la espantada de «Ney», que, curiosamente, le recomendaba al Barcelona que lo fichara. Acuerdo con el jugador hay, aunque se niegue para que la FIFA no intervenga si el Liverpool lo denuncia. Lo que ocurre es que el club inglés no vende, ha hecho un comunicado al efecto y su técnico Klopp afirma que le necesita y que no está en venta. La situación ha llegado a tal límite que desde Inglaterra anunciaba que el jugador ha pedido el «transfer request», que es una petición formal de traspaso que no obliga a los clubes, pero que suele ser efectiva por el acuerdo no escrito en la Premier. Por ejemplo, Fernando Torres la utilizó para irse al Chelsea desde Liverpool. Veremos lo que ocurre en las próximas horas y si Coutinho juega en la primera jornada de este fin de semana.

Si Coutinho vale alrededor de cien millones la cantidad que se maneja en el posible traspaso de Dembélé ronda, entre incentivos y objetivos, casi 130 millones. Una barbaridad para un futbolista que al club alemán le costó el año pasado 15 millones. Se da la circunstancia de que el francés no quiso fichar por el Barcelona que le quería para que se foguease en el filial y luego diera el salto al primer equipo. Su temporada ha sido espectacular y el Borussia comunicó oficialmente que el Barça le había hecho una oferta que no cubría sus pretensiones económicas. Son 90 millones más los mencionados objetivos.

Si Coutinho ha pedido el «transfer request» Dembélé ha hecho mutis por el foro. Lleva dos días en paradero desconocido, no ha dado señales de vida, no ha ido a entrenarse o lo que es lo mismo se ha declarado en rebeldía. Suficiente para que en los próximos días se cierre el traspaso. Es el que más cerca está de recalar en el Barcelona. Su llegada podría hacer que cambie el rol de Deulofeu, al que Valverde está dando oportunidades. Y si llegará, también, Coutinho, la situación del canterano podría pasar por un traspaso para hacer caja. Hasta el día 31 que se cierra el mercado pueden ocurrir muchas cosas en el Barcelona.

Tantas que ayer volvió a tomar vida el fichaje de Di María. La opción es vieja, Messi le quiere a su lado. Y si se comenta que Íñigo Martínez no ficha para no relegar a Mascherano, con el jugador del PSG sería lo contrario. Curioso que después de lo de Neymar, el Barcelona tuviera que negociar con los franceses. Vaya lío.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs