MENÚ
domingo 24 septiembre 2017
01:21
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

FICHA TÉCNICA

El milagro quedó lejos
Barcelona
0 0
El milagro quedó lejos
Juventus

El milagro quedó lejos

El Barcelona no fue capaz de marcarle ni un gol a la Juventus en 180 minutos y se queda en los cuartos de final de la Liga de Campeones. Los italianos fueron una roca en el Camp Nou.

  • Chiellini y Messi en el partido de ida en Turín
    Chiellini y Messi en el partido de ida en Turín
Francisco Martínez. 

Tiempo de lectura 4 min.

20 de abril de 2017. 04:42h

Comentada

No hubo milagro. Otro milagro. La remontada ante la Juve no estuvo cerca por mucho que el Barcelona no dejara de intentarlo y aunque analizado como partido por separado, sin contexto, el conjunto español estuvo correcto. Pero había mucho contexto en el duelo: el 3-0 en la ida de Turín, en la que los chicos de Luis Enrique parecieron no escarmentar después de lo que había sucedido en París. En la ida, salieron dormidos y lo pagaron y en la vuelta la Juventus no fue el PSG en el Camp Nou. Resistió bien el conjunto italiano y también se atrevió a golpear de vez en cuando. Supo sufrir las embestidas de Messi y los suyos, con más corazón que claridad y que sólo se rindieron en los cinco últimos minutos, cuando la montaña que había delante era más alta que el Everest. El Barça se queda en cuartos por segundo año consecutivo. Siendo honestos, no mereció ir más allá. No aprovechó la vida extra que sumó ante el PSG y en 180 minutos no pudo hacerle ni un gol a la Juve. Aquí se acaba la aventura de Luis Enrique como entrenador azulgrana en una competición que conquistó el primer año.

No quería un gol tempranero la Juventus, uno de esos tantos que hace que las piernas tiemblen y que el reloj se convierta en un enemigo y en una pesadilla. Por eso salió animada y atrevida. Le costó al Barcelona meter atrás a los turineses, que amenazaban con algo en cada salida al espacio. Dybala, muy suelto, era el enganche, para demostrar que aparte de los goles de la ida puede aportar fútbol. Volvió Luis Enrique a la defensa de cuatro para tener laterales profundos y que Neymar contara con la ayuda de Jordi Alba. Iniesta se unió a ellos y desde ese triángulo empezó a llegar el peligro. Cuadrado volvió a ayudar a Alves a defender, los centrocampistas italianos eran casi laterales, pero Ney esta vez podía con ellos. Generó muchas llegadas por su costado y en una de ellas se produjo la mejor oportunidad de la primera parte, que Messi lanzó fuera por poco. Era el minuto 19 y en los diez siguientes tuvo el Barcelona sus mejores momentos, volcando el campo en la dirección de Buffon y empequeñeciendo a la Juve. No aprovechó su momento y el partido se volvió a equilibrar e incluso a ensuciarse. Messi terminó volando en un salto con Pjanic y se hizo un corte en la cara. Neymar se desesperaba y fue entrando en la guerra olvidándose del fútbol y Suárez hacia más faltas que remates. Los buenos momentos del Barça también coincidieron con la mayor participación de Messi. Después, se fue apagando, demasiado asediado. Cada vez que trataba de tocar la pelota, rayas blancas y negras le rodeaban. Allegri sabía por dónde podía llegar el peligro.

Fue muy parecida la segunda parte a la primera. Comenzó la Juve saliendo a la contra, sobre todo Cuadrado, con fuerzas para subir y bajar y que tuvo una buena oportunidad de marcar, y se fue metiendo atrás poco a poco. Allí lo hizo de maravilla. Dejó pocos huecos y defendió con todo, empezando por sus dos fantásticos centrales, Chiellini y Bonucci. Nunca se rindió el Barcelona, que lo intentó y lo intentó, más equilibrado en el segundo tiempo en el sentido de que penetró por ambos costados. Por el centro no hubo manera: una roca, un muro fue la Juve. Todo era despejado. No tuvo suerte tampoco de hacer el primero para animarse, para hacer dudar a su rival. No fue su partido más clarividente, pero ni los rebotes ni los tiros desde lejos se aliaron con él. Entró Alcácer por si cazaba alguna y Piqué fue un delantero más casi todo el segundo tiempo. Una falta de Messi pasó cerca, otro remate del «10» dentro del área con la derecha, uno de Sergi Roberto... el gol se resistió. Tiraban un córner tras otro, pero nada. Regateaba Neymar, pero el jugador que había dejado atrás se recuperaba y llegaba, aunque fuera para molestar, para tocar el centro con la punta de la bota... Buffon no tuvo que hacer ninguna parada.

Ficha técnica:

0 - Barcelona: Ter Stegen, Sergi Roberto (Mascherano, min.78), Piqué, Umtiti, Alba; Busquets, Rakitic (Paco Alcácer, min.58), Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

0 - Juventus: Buffon; Alves, Chiellini, Bonucci, Alex Sandro; Khedira, Pjanic; Cuadrado (Lemina, min.83), Dybala (Barzagli, min.74), Mandzukic; e Higuaín (Asamoah, min.88).

Árbitro: Björn Kuipers (HOL). Mostró cartulina amarilla a Iniesta (min.41), Neymar (min.44), Chiellini (min.57) y a Khedira (min.64).

Incidencias: Asistieron 96.290 espectadores en la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou. En el palco, entre otras personalidades, se encontraban el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont; y el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo.

Red de Blogs

Otro blogs