MENÚ
lunes 23 octubre 2017
02:45
Actualizado
El Tiempo
  • 1

La hora de Cristiano

El Madrid juega mañana en la Champions un partido muy complicado en Dortmund. El portugués, máximo goleador de la competición, está listo

  • Ronaldo se echa agua antes del partido en Mendizorroza
    Ronaldo se echa agua antes del partido en Mendizorroza

Tiempo de lectura 4 min.

25 de septiembre de 2017. 05:55h

Comentada

ETIQUETAS

Cuando Ronaldo juega un par de partidos y no marca, como ha sucedido contra el Betis y el Alavés, algunos aficionados se preguntan si le pasa algo, tan bien acostumbrados están a la efectividad del futbolista portugués. El sábado, en Mendizorroza, mandó dos pelotas a los palos. La primera dio en la parte exterior del poste; la segunda fue tras una jugada espectacular que empezó con un control de Isco, que, además, fue un regate. Después, la pelota fue hacia un lado del área, donde estaba Ronaldo, frente a un defensa: le hizo un regate para abrirse y la cruzó al palo contrario, imposible para Pacheco, pero el balón dio en el poste. No tuvo suerte Cristiano, como no la está teniendo el Madrid.

Borussia

La Champions, sin embargo, es otra historia: una historia mejor. Contra el Apoel, en el primer partido del grupo, Cristiano volvía a jugar tras no poder hacerlo en Liga y se le vio ansioso. Marcó el segundo gol de penalti y corrió para coger la pelota y sacar de centro, como si hubiese que remontar. No ha tenido suerte el Real Madrid con el grupo y tras el Apoel, mañana juega un encuentro muy complicado en el campo del Borussia, un rival clásico en las últimas Champions. Por eso, ese hambre de Cristiano la necesita el equipo de Zidane para hacer frente a un rival enrachado, que no ha perdido en la Liga alemana esta temporada y que lidera la clasificación. Un rival, además, que no puede permitirse más tropiezos tras ser derrotado por el Tottenham en el primer partido de hace quince días. El Dortmund está herido y confía en que el ambiente asuste al Madrid. Ronaldo, sin embargo, está listo.

Su competición

Con tantos años en el Real Madrid, Cristiano ya ha asimilado lo que significa la Champions para el club del Santiago Bernabéu. Goleador histórico en la Décima, marcó el penalti de la Undécima e hizo dos tantos en la última final contra la Juve. Ya suma cuatro y quiere la quinta y todas las que puedan caer. Sabe que no hay mejor camiseta como la blanca del Real Madrid para tener éxito en la competición más exigente del mundo. Y en el club español también son conscientes de que no hay futbolista como Cristiano Ronaldo para llegar lo más lejos posible en Europa. Su papel en los partidos decisivos de la temporada pasada es inolvidable. Marcó en casi todos los partidos, imposible de detener por los mejores defensas o entrenadores de los grandes equipos.

De récord

La temporada pasada Cristiano Ronaldo se despidió de la Champions marcándole dos goles a Buffon en la final y ésta le empezó contra el Apoel, en el Bernabéu, marcando otros dos. Su primer tanto en esta competición fue con el Manchester United, un 10 de abril de 2007. Diez años después, el futbolista portugués sigue haciendo goles en Europa: lleva 107 tantos, nadie ha llegado a esa cifra, aunque Messi le vigila de cerca. El jugador del Barcelona, con los dos que le hizo a la Juve en la primera jornada del Barcelona en esta Champions, ya lleva 96, con lo que Cristiano Ronaldo aún tiene una ventaja considerable con su némesis futbolística.

Delantero centro

Sin Benzema, el portugués se convierte en el futbolista más adelantado del Real Madrid. Es un nueve puro, el que tiene que fijar a los dos centrales y no puede sorprender con sus llegadas desde los laterales: «Me gusta la posición en la que está jugando. Podemos hacer varios dibujos. Hoy ha estado solo por delante, pero no ha querido entrar el balón. Puede jugar en muchas posiciones», explicaba Zidane. A Ronaldo le gusta más arrancar desde un lado porque es lo que ha hecho toda su vida, pero cada vez se encuentra más a gusto cerca del área.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs