Actualidad

El partido más difícil para Luis Enrique

«Hemos dilapidado la ventaja, pero podemos ganar todos los partidos»

«Quini ha sido y es Dios para los esportinguistas y gijoneses», reconoce Luis Enrique. «Tuve la suerte estando en el filial de poder entrenar con él y compartir momentos futbolísticos, es una experiencia única y un sueño para mí», explica el entrenador azulgrana

Publicidad

«Quini ha sido y es Dios para los esportinguistas y gijoneses», reconoce Luis Enrique. «Tuve la suerte estando en el filial de poder entrenar con él y compartir momentos futbolísticos, es una experiencia única y un sueño para mí», explica el entrenador azulgrana. «El Brujo» será homenajeado antes del encuentro y recibirá la insignia de oro y brillantes del Barcelona.

Después, comenzará la batalla, el partido más difícil para Luis Enrique, criado en el Sporting y al que hoy puede condenar a un descenso más que probable. «Quiero centrarme en ganar al Sporting, muy a mi pesar», dice el entrenador azulgrana, confiado en que el 0-8 conseguido el miércoles ante el Dépor haya cambiado la tendencia de su equipo, que había perdido cuatro de los cinco encuentros anteriores.

«El 0-8 fue un partido perfecto, que refuerza nuestro momento, que se complicó por los resultados. La goleada nos fue de maravilla, y a esperar que se confirme en los cuatro partidos que nos quedan», afirma el preparador azulgrana. Aunque Luis Enrique está convencido de que en el encuentro ante el Valencia a su equipo sólo le falló la puntería. Todo lo contrario que en Riazor, donde Luis Suárez, especialmente, estuvo muy acertado. «Después de los números del último partido –cuatro goles y tres asistencias–, es muy elogiable lo que hizo, pero también fue mérito de todo el equipo», afirma.

La única preocupación de Luis Enrique, que parece haber recuperado la sonrisa, es Leo Messi, que recibió muchas patadas contra el Deportivo, pero está disponible para jugar ante el Sporting. «No tuvo excesiva suerte con los golpes en el último partido Leo, pero ha entrenado en perfectas condiciones», aseguró el técnico, que espera alguna sorpresa en los últimos partidos del campeonato. «Las últimas cinco jornadas provocan resultados sorprendentes y este año volverá a pasar», advierte.

Publicidad

Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

Publicidad

Sporting: Cuéllar, Vranjes, Luis Hernández, Lichnovsky, Canella, Mascarell, Rachid, Pablo Pérez, Halilovic, Carlos Castro y Álex Menéndez.

Árbitro: Clos Gómez (aragonés).