miércoles, 07 diciembre 2016
09:59
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Fútbol

Al son de Samir Nasri

  • El Sevilla ganó 0-1 en casa del Dinamo Zagreb, un triunfo que lo mantiene como colíder de su grupo en la Liga de Campeones y con el que da un gran paso hacia los octavos de final de esta competición europea, además de dejar casi sin opciones a un equipo croata defensivo y que reaccionó muy tarde.

Imagen del partido entre el Dinamo de Zagreb y el Sevilla
Imagen del partido entre el Dinamo de Zagreb y el Sevilla
Reuters

Un gol de Nasri en el tramo final de la primera parte le dio al Sevilla la victoria en el campo del Dinamo de Zagreb, un competidor blando y ayuno de calidad, indigno de la Liga de Campeones. Con siete puntos, los pupilos de Jorge Sampaoli rozan una clasificación para octavos que podrían asegurarse la próxima jornada, siempre que vuelvan a ganar a estos amigos croatas y que el Olympique de Lyon sea derrotado en el campo de la Juventus, algo que parece bastante probable.

En buena hora repudió Pep Guardiola a Samir Nasri, una alhaja que acaudilla al Sevilla mediante el infalible método de pedir siempre el balón y mejorar la jugada al elegir siempre la opción más adecuada. El paria expulsado del Manchester City se ha reformado para volver a ser el jugadorazo que era en sus inicios. En el vetusto Maksimir, el artista marsellés mandó a su antojo, ayudado por el antediluviano sistema del Dinamo, sin otro plan que acumular gente al borde de su área y buscar una contra.

Todo el misterio estribaba en saber cuándo marcaría un Sevilla que acumuló llegadas desde el primer minuto, cuando Nasri se plantó con el balón controlado en el área pequeña, hasta que en el 37 convirtió el francés en gol una asistencia de Mariano, incansable en su «subibaja». En medio, el propio Nasri había fallado una ocasión idéntica, Mariano exigía a Livakovic con un tirazo de volea, y Mudo Vázquez, impreciso, había dejado ir un par de ocasiones. El único peligro en la primera parte para Sergio Rico fue... el constipado que pudo agarrar por tirarse tres cuartos de hora aterido bajo la lluvia y casi sin moverse.

Estos partidos deben ser cerrados con un segundo gol, justo lo que no hizo Vietto al comienzo de la segunda parte, cuando malogró un pase magnífico de Vázquez, pura fantasía a un toque. Soudani, dentro ya del último cuarto de hora, firmó el primer remate de un Dinamo que recordó al Sevilla lo exiguo de su ventaja. El disparo lejano del tunecino tocó en Rami y a punto estuvo de colarse. En el córner subsiguiente, Schildenfeld rozó el empate y dos minutos después, Sosa estremeció a Rico con un zambombazo que rozó el larguero. Hasta ahí duró la pólvora de los croatas, a quienes su portero mantuvo con vida al sacarle un mano a mano a Vitolo.

Fue inútil, porque la inocencia de los atacantes locales los inhabilitaba para crear un peligro que el Sevilla conjuró a través de un largo rondo, una sesión de magreo de pelota en la que Nasri volvió a sentar cátedra para dejar parar los minutos pase a pase.

- Ficha técnica:

0 - Dinamo Zagreb: Livakovic; Stojanovic, Sigali, Schildenfeld, Sosa; Pavicic (Jonas, m.51), Benkovic, Knezevic (Henríquez, m.87), Antolic (Fiolic, m.15); Soudani y Fernades.

1 - Sevilla: Sergio Rico; Nico Pareja, Mercado, Rami; Mariano, N'Zonzi, Escudero; Franco Vázquez (Iborra, m.89), Nasri, Vitolo; Vietto (Ben Yedder, m.65).

Gol: 0-1, M.37: Nasri.

  • 1

Vídeos

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs