MENÚ
viernes 20 octubre 2017
14:47
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Erin Hills desata la debacle y muestra su versión más dura

Cuatro líderes al término de la segunda jornada en Erin Hills. Máxima igualdad en un día en que el recorrido ha mostrado su cara más correosa, done no ha concedido ningún regalo e, incluso, se ha tomado la libertad de dejar fuera a tres top ten del circuito

  • Paul Casey
    Paul Casey
Golf COnfidencial (@golfcom). 

Tiempo de lectura 2 min.

17 de junio de 2017. 16:01h

Comentada

ETIQUETAS

Paul Casey (71), Brian Harman (70), Tommy Fletwood (70) y Brooks Koepka (70) son los cuatro jugadores que ostentan la primera posición en el US Open al término del segundo día. Estos cuatro han sido algunos de los que han sobrevivido al ataque total del campo, que no ha respetado a nadie, poniendo firme hasta al apuntador para demostrar que él también juega, y mucho.

Y buena prueba de ello es que tres top ten se han hecho ya las maletas para volver a casa: Dustin Johnson, Rory McIlroy y Jason Day, palabras mayores para un hecho que no ocurría desde hacía muchos, muchos años.

Por contra, a quien mejor le vino el día fue a Hideki Matsuyama, autor de 65 golpes, vueltón con siete birdies (seis de ellos en los nueve primeros) para resarcirse del mal 74 de su primer día y colocarse en el octavo puesto a tres golpes del liderato. Liderato del que caía Rickie Fowler tras irse a los 73 impactos y ceder cuatro puestos, aunque el norteamericano sigue en la brecha y recuperará terreno.

Pasaron igualmente el corte (+1), aunque con algo de sufrimiento, Justin Thomas, autor de 69 golpes, Jordan Spieth (71 golpes para -1 en el acumulado), Matthew Fitzpatrick (73), Shane Lowry (74) o Matt Kuchar (71).

Se quedaban fuera otros nombres importantes como Justin Rose (74), Adam Scott (75), Henrik Stenson (73), Charl Schwartzel (76), Thomas Pieters (71), Bubba Watson (73), Graeme McDowell (73) o Danny Willett, quien ni siquiera participó en la segunda jornada.

Entre los nuestros, cosas positivas y otras no tanto. Por un lado destacar sobremanera la hazaña (dado el comportamiento del campo) de Sergio García, autor de 71 golpes en otra jornada bajo par para colocarse entre los 19 mejores y con -3 en el acumulado; muy bien el borriolense, quien ha sido capaz de ir superando uno a uno los duros greenes del campo, y adaptarse a ellos para seguir en la pomada.

Rafa Cabrera Bello superaba el corte in extremis tras entregar 73 golpes y un acumulado de +1, salvando situaciones complicadas como el doble bogey del 6 o los bogeys del 17 y 18. Mal por contra para Jon Rahm, nada a gusto estas dos jornadas (su cara lo decía todo) y sin esas sensaciones positivas con el putter que le suelen acompañar. Aunque rebajó sus registros (73), no pudo engancharse al tren bueno y terminó cayendo con +5. Raro será no verle el fin de semana pero es un jugador de largo recorrido, al que aun queda mucho por aprender y que seguro el año que viene llega a la cita mucho mejor preparado y con un juego más eficiente.

(@golfcom) / Golf Confidencial

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs