MENÚ
martes 12 diciembre 2017
04:20
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Kovacic pide turno

Será titular hoy contra el Borussia para estar listo el sábado frente al Sevilla

  • Kovacic durante un entrenamiento con el Real Madrid
    Kovacic durante un entrenamiento con el Real Madrid / AP

Tiempo de lectura 2 min.

06 de diciembre de 2017. 01:33h

Comentada
José Aguado 6/12/2017

Kovacic se desenvuelve en cinco idiomas con las misma facilidad con la que se desenvuelve en el campo con la pelota en los pies y arranca hacia delante. No hay en el Madrid ningún futbolista que rompa tantas líneas contrarias a esa velocidad. Y eso lo admira Zidane y es reconocido por los pesos pesados del vestuario que ven en el croata un futbolista necesario para un equipo que no anda sobrado de energía. Hoy, el partido que cierra la fase de grupos contra el Borussia no sirve más que (y no es poco) para subir la moral del vestuario blanco, pero el sábado, sin Casemiro, el grupo de Zidane recibe al Sevilla, con quien está empatado a puntos y frente a quien no puede hacerse más heridas. Y como hoy, va a jugar Kovacic.

Fue uno de los jugadores fundamentales en el enfrentamiento contra el Barcelona en la Supercopa, cuando el Real Madrid alcanzó la cumbre de su juego esta temporada. Kovacic se encargó de Messi y le secó. Pero en el primer compromiso de la Champions, contra el APOEL, se lesionó y hasta la pasada semana contra el Fuenlabrada no vio la luz. Después tuvo unos pocos minutos en Bilbao y esta noche le toca en Champions para examinarse el fin de semana contra el Sevilla: «Estoy muy feliz de volver a jugar con el equipo. Estoy mejor y poco a poco cogiendo el ritmo», decía ayer.

Sabe que su papel es secundario, sobre todo en los buenos momentos cuando el resto de los jugadores de creación están lúcidos. «Tenemos el mejor centro del campo del mundo y aún soy joven, todavía puedo aprender mucho de los tres futbolistas que están jugando ahora: Modric, Kroos y Casemiro. Juego con los mejores del mundo», reconocía ayer. Pero ahora no son tan buenos tiempos y el Real Madrid vive estos días preguntándose qué ha cambiado desde el verano hasta aquí para que el mismo once que pasó por encima de la Juve en la final de la Champions, empate en San Mamés en un partido irregular. Por eso, en la grada hay ganas de que algo cambie, de que el motor revolucione su velocidad, que el equipo sorprenda o varíe una monotonía que le tiene lejos de su objetivo en Liga. Por ejemplo, que aparezca Kovacic. «Creo que puedo ser un revulsivo para el equipo, estoy preparado. Empecé muy bien la temporada y es verdad que la lesión ha sido un parón, pero puedo aportar», explicaba ayer.

Si falta uno de los centrocampistas es el recambio del que tira Zidane, que prefiere experiencia en los momentos complicados antes que el talento demasiado joven de Ceballos. A Kovacic se agarra para cambiar el ritmo del Real Madrid y alcanzar el punto de inflexión.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs