jueves, 23 marzo 2017
01:08
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

La Roja que amasó Lopetegui

  • El seleccionador mezcla la base del equipo que lo ganó todo con los futbolistas a los que hizo campeones de Europa sub’21 en 2013. Illarramendi es el octavo que llega de esa generación.

Koke y Nacho, dos de los campeones de Europa con Lopetegui, durante el entrenamiento de ayer con Vitolo y Piqué
Koke y Nacho, dos de los campeones de Europa con Lopetegui, durante el entrenamiento de ayer con Vitolo y Piqué

El gol de Iago Aspas en el último partido de la Roja era la señal de cambio generacional que dirige Julen Lopetegui desde el banquillo. El delantero del Celta se estrenaba con la selección absoluta y era el primer debutante en marcar desde la llegada del nuevo técnico. El cambio de Julen no se produce tanto por la introducción de nuevos futbolistas como por su importancia en el equipo. Del Bosque ya tuvo que afrontar el cambio después del Mundial de Brasil. Iniesta, Silva, Sergio Ramos, Busquets y Piqué –que ya ha anunciado su marcha después del Mundial de Rusia– sobreviven entre los clásicos. También Reina, recuperado por Julen después de salir de las convocatorias del anterior seleccionador tras el pasado Mundial. El portero del Nápoles asume su labor en el equipo. «Vengo como un crío, con muchas ganas de aportar y ayudar», aseguraba ayer a la llegada a la concentración de Las Rozas. Entre los habituales hasta la Eurocopa, Cesc todavía no se ha estrenado con Lopetegui y Pedro ha recibido su primera llamada esta concentración.

Del Bosque fue introduciendo cambios para cubrir esas bajas y se apoyó, fundamentalmente en la sub’21 campeona de Europa en 2013 que dirigía Lopetegui. Cinco de esos futbolistas estuvieron ya en la pasada Eurocopa: De Gea, Koke, Thiago, Morata y Bartra. Y antes habían debutado otros nueve. De Gea alternó la portería durante la fase de clasificación con Casillas, aunque el guardameta del United fue el elegido para disputar la fase final. Iker ya no es una sombra en el banquillo que amenaza la tranquilidad de De Gea. Lopetegui no lo ha convocado nunca y nadie discute la titularidad de David. Algo parecido sucede con Morata, que también fue titular en la Eurocopa, aunque continúa alternando con Diego Costa.

Vicente hizo debutar a los cinco convocados para la Eurocopa y a otros ocho campeones de Europa sub’21 en 2013 –además de Montoya, al que convocó, pero no llegó a jugar–. Sergi Roberto, que pertenece a la misma generación, aunque no disputó la fase final, ha jugado con los dos seleccionadores. La renovación ya estaba preparada para Lopetegui, que sólo ha hecho estrenarse a cuatro futbolistas. Saúl, que también había sido llamado por Del Bosque para una concentración, se puso por primera vez la camiseta de los mayores contra Bélgica en el primer partido del nuevo técnico en el banquillo. En el siguiente compromiso, contra Liechtenstein, fue Asensio el que debutó. Y contra Inglaterra llegaron los estrenos de Aspas y Herrera, que repiten en esta convocatoria.

Illarramendi es la última aportación de Lopetegui a un equipo que moldeó él desde las divisiones inferiores de la Federación. Illarra no jugó el fin de semana con la Real por culpa de unas molestias en un tobillo que ayer no le impidieron completar su primer entrenamiento con la selección. Es un jugador de la confianza de Lopetegui, como Isco, que no necesitó ser habitual en las alineaciones del Real Madrid para ser convocado por el seleccionador anteriormente. «Ha jugado poco, pero confío en él y puede aportar cosas», dijo después de llamarlo para los partidos más complicados de la fase de clasificación, las salidas a Italia y Albania. Un motivo de esperanza para otros jugadores de la misma generación que todavía no han jugado con la absoluta, como Sarabia y Parejo.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs