viernes, 28 abril 2017
18:25
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Deportes

Más descansado, más letal

  • Cristiano va a sumar menos partidos esta campaña porque ha preferido dosificarse para llegar más en forma a los encuentros decisivos.

Más descansado, más letal

Si Ronaldo juega las siete jornadas de Liga que quedan, sumará 30 partidos en la competición doméstica. Si el Madrid llega a la final de la Champions y Cristiano está, entonces disputaría 48 partidos entre todas las competiciones, como la temporada pasada. Pero no llegará a esa cifra porque las rotaciones de Zidane también le incluyen.

Es decir, que exceptuando su primera temporada en el Real Madrid, en la que estuvo parado por una lesión, y la 2013/14, en la que llegó a final de curso al límite, el portugués va a participar en menos duelos que nunca.

Es decir, por tanto, que está llegando a este final más descansado que nunca. Y eso se nota.

La Liga que menos partidos jugó fue el año de su llegada, en 2009, cuando sólo estuvo en 29 encuentros: se perdió seis por lesión y tres por sanción. Esa temporada, sin Mundialito y con el Alcorcón echando al Madrid en la Copa y el Olympique de la Champions, más su lesión, hicieron que con los seis que jugó en Europa, Ronaldo se quedara en sólo 35. Fue una excepción. Esta campaña, en la que el Madrid ha jugado muchísimos más encuentros y en la que él no ha tenido ninguna lesión grave, la estrella portuguesa juega menos, no por excepción sino por sistema, por elección. «He hecho un cambio radical este año, en las últimas 4-5 temporadas he llegado al límite, ésta me he preparado para estar bien en los dos últimos meses. A nivel físico me siento más fresco», decía tras el partido de Múnich. Y fue en la vuelta, el pasado martes, cuando dejó claro que se encuentra en un estado de forma excelente. Contra el Bayern, suma cinco tantos en dos partidos, pero lo más destacable de sus últimas actuaciones es que, aún sin marcar, está siendo más regular y participativo.

El año pasado acabó con 48 encuentros: esa cifra sólo la puede igualar y es probable que ni se acerque. Con su clasificación para las semifinales, el Madrid va a tener partido entre semana hasta que acaba la temporada: el miércoles que viene hay Liga, las dos siguientes semanas se juegan los dos choques de las semifinales y la siguiente, hablamos ya del miércoles 17 de mayo, dentro de un mes, se tiene que disputar el choque aplazado contra el Celta. Y después acaba la Liga. Es decir, que para los futbolistas del Real Madrid no hay más descanso que el que les dé su entrenador. Y Zidane está obligándoles a tomárselo, como ha ido demostrando a lo largo del año. Su plan B es resolutivo y, además las estrellas, Ronaldo sobre todo, tampoco ven con malos ojos tomarse respiros. Ya a principio de temporada, tanto el club como el jugador decidieron que no iban a tener prisa para su retorno. Ronaldo había disputado la final de la Champions y siguió jugando hasta la final de la Eurocopa, cuando se lesionó. Por una vez, a sus 32 años, el portugués se lo tomó con calma. No estuvo en la Supercopa de Europa y en las cuatro primeras jornadas de Liga disputó 66 minutos.

Y, aunque parece que sucedió hace mucho, fue esta temporada cuando Zidane decidió sustituir a Ronaldo en el partido que el conjunto blanco empató en Las Palmas. Lo hizo cuando el encuentro no estaba decidido y el portugués ni quiso ni supo disimular su enfado. Ese choque pudo ser un punto de inflexión: después de ese día de finales de septiembre, volvió a jugarlo todo hasta que, a finales de noviembre, Zidane le sustituyó a siete minutos del final del choque del Calderón. Sólo le ha sustituido una vez más, en San Mamés. Está claro que para ahorrarse esas malas caras, Zizou prefiere pactar con Cristiano su ausencia en partidos enteros. No estuvo contra el Dépor, el Eibar, el Sporting y el Leganés, choques que acabó ganando el Madrid. En Copa ha disputado dos duelos de seis. Con menos kilómetros en sus piernas, con menos recorrido porque hace de delantero, más fino, Ronaldo, que llegaba siempre muy justo, quiere ser decisivo al final; o sea, ya.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs