Motociclismo

MotoGP teme por Nicky

  • Hayden, que sufre «daños cerebrales graves», recibe el apoyo de sus ex compañeros desde Le Mans: «Sobre todo, es un buen tío», dicen todos

Hayden destrozó con su cuerpo el parabrisas del coche que le atropelló
Hayden destrozó con su cuerpo el parabrisas del coche que le atropelló
Efe

Hayden se fue al Mundial de Superbikes sin dejar ni un solo enemigo en el «paddock» de MotoGP, por eso ayer en Le Mans no había muchas ganas de sonreír. «Es un gran piloto, un gran talento, siempre competitivo, pero sobre todo se trata de un tío magnífico», decía Rossi, que tuvo grandes batallas con Nicky en la pista, fue derrotado por el norteamericano en la lucha por el título de 2006, pero lo que ha quedado de todo aquello entre ambos es una buena amistad. «He hablado con uno de los doctores que están con él, que es amigo, y me dice que la situación es muy complicada», admitía Valentino. El último parte médico desde el Hospital Maurizio Bufalini de Cesena confirmaba las palabras de Rossi. «Las condiciones clínicas de Hayden permanecen extremadamente graves. Se encuentra ingresado en cuidados intensivos, sufre graves lesiones múltiples con gravísimo daño cerebral».

El de Kentucky fue embestido por un coche mientras entrenaba en bicicleta y no ha podido ser todavía operado de sus distintas fracturas por la dificultad de su estado. Lo que más preocupa a los doctores es el daño en la cabeza, donde tiene un edema que tampoco ha podido ser tratado.

«Desde 2008, que llegué al equipo Repsol, fue siempre muy amable conmigo. En Australia (en 2015 sustituyó al lesionado Pedrosa) pasé mucho tiempo con él, fue muy majo. Hicimos una fiesta y se quedó conmigo hasta las seis de la mañana en lugar de irse pronto a dormir como tenía previsto», comentaba ayer Marc Márquez, otro de los que se acordó de Hayden en la previa del Gran Premio de Francia que se disputa este fin de semana. Todos los pilotos invitados a la conferencia de prensa oficial posaron tras una pancarta en apoyo al de Kentucky, que ya tiene a su madre junto a él en el hospital. «Mi hermano es un luchador», escribió ayer en Twitter Kathleen Hayden, junto a una fotografía en la que se ve cómo en 2006 Nicky habla por teléfono nada más ganar el título, explicando a su hermana que ya era campeón del mundo.

«Nunca esperas algo así, tomamos muchos riesgos cada fin de semana con la moto y no esperas esto. Le deseo lo mejor a él y a su familia», confesaba Marc. «Un gran shock para todos. Rezar para que la situación mejore lo antes posible. Abrazo y apoyo a su familia», comentaba Lorenzo. «Es todo muy desafortunado, no conozco los detalles, pero lo suficiente para mandarle todo mi apoyo. Fue de los primeros en felicitarme por lo de Jerez», añadía Pedrosa en las cámaras de Movistar+. «Ojalá todos los conductores fueran más responsables de lo que hacen. Soy un gran fan de la bici», cerraba Álex Márquez, uno de los muchos pilotos que basa gran parte de su entrenamiento en salir con la bicicleta tanto a la montaña como a la carretera. Es el deporte que más se parece a la moto y el más adecuado cuando están alejados de los circuitos. Lo que nadie podía esperar es que un día normal en la vida de Nicky acabase con su vida en serio peligro.

  • 1

Vídeos

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs