jueves, 17 agosto 2017
15:20
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Pero no se quedó

  • Piqué dice que su tuit confirmando que Neymar seguía fue un «farol», como en una partida de póker. «Sabía que se iba», asegura

Piqué, con Messi, ayer, en Barcelona
Piqué, con Messi, ayer, en Barcelona

El «se queda» que escribió Piqué en Twitter junto a una foto suya con Neymar cuando aún todo estaba por decidirse compite con «Despacito» por ser las palabras más repetidas del verano. Es un «hit» de éxito, aunque fallido. «No me siento engañado en ningún sentido. Hubo unos cuantos jugadores que intentamos convencerle para que se quedara y el día en que escribo el tuit sé que se va y que es la última bala que tengo: usar las redes sociales para que la opinión publica se piense que se queda y así intentarle convencer», explicó ayer el futbolista.

Es decir, que sabía que jugaba con malas cartas, pero aún así quería apostar a ver si ganaba: «El tuit sobre Neymar fue como un farol en el póker. Yo lo intenté, pero no salió. Es mi red social y la uso a mi manera», continuó explicando ayer. Es decir, que, según su versión, no se equivocó, era sólo una estrategia: «Todo tiene un sentido y en este caso fue ayudar a este club al que represento a retener a un jugador que para mí es único, con un talento único. Sabía que era muy difícil porque era una decisión que ya tenía tomada hace tiempo y no fue posible, pero al menos lo intente».

Cuando publicó el tuit muchos aseguraron que las gestiones de Piqué para que Neymar se quedara habían sido más eficientes que las que había hecho, o no, la directiva del club. Pero después los hechos tiraron por la borda esa imagen de Piqué como un futbolista con una visión global del Barcelona. «Como dijo Dani Alves fue Neymar el que convenció a Dani porque a la boda de Messi ya fue con la idea de irse. Empezó la pretemporada y el mensaje era el mismo», continuó Piqué justificando el tuit. Neymar se enfadó, pero después lo arreglaron y colgaron una foto de su abrazo en las redes sociales. «Hay jugadores que se declaran en rebeldía y no se presentan con su club, y él ha luchado y se ha entregado hasta el último día por la camiseta del Barça, aun sabiendo que podía lesionarse», le defendió ayer, antes de asegurar que sustituirle es complicado: «Más que sustituir a Neymar, hay que aprovechar su marcha para hacernos mas fuertes con la gente que venga, ser un equipo más competitivo». Hoy el Madrid, es la gran prueba.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs