MENÚ
martes 17 octubre 2017
00:17
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Nadal, preparado para seguir ganando

Afronta el final de temporada mejor que nunca. Ganar el primer Torneo de Maestros es el desafío para lo que queda de año. Rafa no quiere saber nada del reto que suponen los 19 «Grandes» de Federer, pero sus técnicos lo ven a su alcance

  • Nadal posa junto con su decimosexto Grand Slam, el US Open
    Nadal posa junto con su decimosexto Grand Slam, el US Open

Tiempo de lectura 4 min.

12 de septiembre de 2017. 03:29h

Comentada

ETIQUETAS

Hace menos de un año, en la ceremonia de apertura de la Academia de Nadal en Manacor, Rafa invitó a Federer. Bromearon sobre la posibilidad de que su próximo partido fuera una exhibición debido a sus problemas físicos. Cuatro «Grand Slams» después ambos han sumado dos «Majors» más a su palmarés: el suizo acumula 19 (Australia y Wimbledon) y el español, 16 (Roland Garros y Abierto de Estados Unidos). Nadie esperaba que volvieran y del modo en que lo han hecho. Ellos tampoco. «Después de dos años con muchos problemas, lesiones y duros momentos está siendo una temporada espectacular. Si el año pasado me hubieran dicho que sería número uno y estaría compitiendo por ganar dos ‘‘Grand Slams’’, hubiera dicho que era imposible», confiesa Rafa. Su entorno apunta en la misma dirección. Habla su madre Ana María desde Estados Unidos: «Esto no nos lo esperábamos nadie». Su tío Toni: «Ha ido mucho mejor de lo esperado». El que más confiaba en Rafa era Carlos Moyá, amigo íntimo y ahora técnico. Y es que sólo cuando vio que la ambición de Nadal estaba intacta aceptó el desafío de sentarse en el palco.

La incógnita ahora es si Nadal puede alcanzar los 19 «Grandes» del suizo. Hablar del tema no agrada al número uno. «Competir aquí –Nueva York– ya es suficiente estímulo. No pienso en lo que ha ganado Federer, yo hago mi camino y a mí me motiva mi carrera, no la de los demás. Yo soy feliz si estoy bien; luego, si alguien lo hace mejor que yo bienvenido sea, se le felicita y me voy». Ante la reflexión de Rafa hay que recurrir al tío Toni. Como lleva haciendo toda la vida, el técnico se salió de los canales oficiales de comunicación del clan Nadal y miró más allá: «Vamos a llegar a los 19 de Federer, sí, creo que sí. Le queda algún Roland Garros y confío que caiga algún torneo más», aseguró en la Cope. Eso será sin él. En Nueva York vivió su último «Grand Slam». Quedará Moyá, otro optimista: «Ojalá sea así. Toni sabe de esto y yo siempre soy positivo».

Nadal ha sido esta temporada un ejemplo de regularidad dentro de la excelencia. Ha ganado cinco títulos (Montecarlo, Barcelona, Madrid, París y Nueva York) y ha alcanzado tres finales (Australia, Miami y Acapulco) reinventándose con 31 años. ¿Las claves? El entorno de Rafa apunta a una pretemporada excepcional, como no había tenido en años, y un nivel físico como si estuviera en la veintena. Los dos últimos partidos en la Artur Ashe revelaron también algunas novedades en la pista. Su porcentaje en la red en la final fue asombroso: 16/16. Lejos de la ortodoxia de los grandes voleadores, resolvió las subidas a la red con una gama muy variada de golpes. ¿Y qué decir de su segundo saque? Es el apartado en el que ha dado un mayor salto este año. Ganar más del 70 por ciento de los puntos con el segundo servicio es garantía de victoria y superó esa cifra ante Del Potro y Anderson.

El Open USA ha dejado a Nadal con 9.465 puntos, casi 2.000 más Federer (7.505). Y eso en la práctica le garantiza el número uno a final de 2017. Federer no defiende puntos en lo que queda de año, pero su calendario es una incógnita. El español sólo protege un centenar, 10 en Pekín y 90 en Shanghái. Por eso entre la gira asiática, Basilea y París-Berçy, las diferencias se pueden mantener o aumentar. Djokovic, Murray y Wawrinka no tienen previsto volver a jugar esta temporada y está por ver en qué condiciones regresan en 2018.

La motivación de Nadal para lo que queda de 2017 es pelear por su primer Torneo de Maestros. Fue finalista en dos ocasiones. En 2010 y 2013, coincidiendo con sus dos anteriores victorias en Nueva York, se quedó a las puertas del título. Los planes antes de volver a las pistas pasan por darse una tregua en Mallorca y «si el tiempo acompaña» disfrutar del mar navegando y pescando. Lo hará como número uno en la que es su semana 145 en lo más alto de la ATP. Rafa no está solo. En la WTA manda Garbiñe Muguruza. Sólo Estados Unidos y Alemania pueden presumir de haber liderado así el tenis mundial.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs