MENÚ
lunes 23 octubre 2017
18:58
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Roberto Bautista: «Es difícil ganarse el respeto»

Ha empezado 2017 como un tiro: ganó en Chennai y llegó a octavos en Australia. Es el número uno de España ante Croacia en la Davis.

  • Image
Francisco Martínez. 

Tiempo de lectura 4 min.

03 de febrero de 2017. 00:01h

Comentada

Roberto Bautista (Castellón, 14-4-1988) iba para futbolista o tenista. Los pies en las categorías inferiores del Villarreal o la raqueta. Optó por lo segundo y, aunque de explosión algo tardía, se ha instalado en los últimos años entre los 20 mejores del mundo. Ahora es el 16, pero ha llegado a estar el 13 y su objetivo en 2017 es acceder al «top 10». De momento, ha empezado el año ganando el título en Chennai y llegando a octavos del Abierto de Australia. Después de Melbourne se tomó un breve descanso en su casa con sus caballos y puso rumbo a Osijek para disputar la primera eliminatoria de la Copa Davis contra Croacia.

–¿Le ha dado tiempo a disfrutar de sus caballos?

–He estado tres días por casa y en ellos he disfrutado lo que he podido de los caballos. Tampoco puedo montar mucho porque físicamente me cansa, pero sí puedo pasar tiempo con ellos. Viajé el lunes a Osijek y es un viaje largo, pero ya ese mismo día pude entrenar un poco y probar la pista.

–¿Ha preparado Croacia alguna trampa con la superficie?

–La pista no es especialmente rápida y hemos tenido unos días más para adaptarnos, así que llegaremos bien a la competición. El frío (viene de jugar en Australia, donde es verano) tampoco es problema. Jugamos en «indoor» y la temperatura es buena dentro.

–Faltan sus mejores jugadores. ¿Más presión para ustedes?

–Mejor para nosotros. Sería peor jugar contra Cilic, por ejemplo, aunque conozco a todos los jugadores de Croacia, he jugado contra Skugor en Challengers y he visto partidos de ellos. Eso no quiere decir que no vaya a haber dificultades, porque luego todos los partidos son duros y hay que luchar. Ya se sabe que la Davis es más complicada y se nota más la presión.

–¿Vio la final del Abierto de Australia? ¿Qué le pareció?

–No pude verla entera. Fue un partido histórico y a pesar de que llevaban mucho tiempo sin jugar una final de Grand Slam se les vio a los dos en muy buena forma. Ahí se ve que en cuanto bajan un poco el pistón Murray o Djokovic, ellos están preparados.

–¿Ha notado cambios en el juego de Nadal?

–He visto un Nadal más agresivo, más directo, tomando más riesgos en el segundo saque...

–¿Es fácil hacer esos cambios?

–Es difícil, es un proceso porque son hábitos y cambiar hábitos es complicado. Es algo que se trabaja, que se va introduciendo en los partidos y poco a poco se va notando. Yo estoy intentando algo parecido, mejorar en la agresividad, en la toma de decisiones, jugar más rápido... La cabeza también es muy importante en el tenis: tienes que estar equilibrado y tener buenos pensamientos.

–Qué gran comienzo de 2017...

–Es importante empezar así. He ganado muchos partidos y un título. Estoy jugando bien.

–Y sólo ha perdido con Raonic, contra quien tuvo opciones. ¿Le da vueltas a esos partidos?

–Lo normal. Tampoco demasiado. Uno le da más vueltas a una derrota cuando no ha jugado bien, pero si lo has dado todo y has dado un buen nivel no me preocupa.

–Antes tuvo un partido emotivo con su amigo David Ferrer...

–Fue durísimo, de más de cuatro horas, y tenía una carga emocional. Supe ganar puntos difíciles y fue una victoria importante.

–¿Cómo hacen para recuperarse de una paliza así, como Nadal de las semifinales a la final?

–En los Grand Slams tener un día de descanso ayuda, el cuerpo lo agradece. Pero es difícil aguantar el físico durante el año. Vamos sacando días de entrenamiento, de preparación física. Es duro porque hay muchos viajes y no es fácil encontrar momentos para todo: entrenar, descansar, meter cargas de trabajo...

–¿Nota más respeto de los rivales?

–Se nota. Cuesta ganarse el respeto del vestuario, pero cuando se hacen las cosas bien y se trabaja duro se tienen recompensas.

–¿Qué tal con Conchita?

–Al final yo soy el que juega, pero Conchita nos ayuda, nos da consejos, nos echa una mano y está bien tenerla ahí. Hay compromiso de todos, ganas de hacerlo bien y eso es lo importante. El gesto de Feliciano de venir demuestra el compromiso, que es tanto de los que estamos como de los que no han podido venir.

–¿Y qué me dice del resto de compañeros, Pablo y Marc?

–Pablo está haciendo las cosas bien y va a ser un pilar en la Copa Davis desde ya y para los próximos años. Está aquí por merecimiento. Marc López es un gran jugador, un gran doblista. Siempre está de coñas y disfrutamos de tenerlo aquí.

–¿Le convence el formato de la Davis, siempre tan polémico?

–Yo creo que hay que hacer algo. Ahora está mal, después de torneos muy exigentes como los Grand Slams. Yo creo que se debería hacer algo porque una competición así de especial lo merece.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs