Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 19 abril 2014
16:23
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

ni trasvase ni nada

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Hace falta tener morro. El mismo día, el jueves, que se cumplía el quinto aniversario de la tropelía protagonizada por Zapatero contra la Comunitat, la derogación del trasvase del Ebro, el Gobierno central montó una parafernalia para anunciar el comienzo de la construcción de la desalinizadora de Mutxamel en Alicante. Cinco años de retraso como casi todas las demás obras. No se trataba de la puesta en marcha de una desaladora, sino de la primera piedra. Casualmente, ese día en LA RAZÓN denunciábamos la nula ejecución de estas plantas que el Gobierno anunció como alternativa al trasvase. Ya conocemos la política de ZP. Defender una cosa y la contraria y, sobre todo, engañar. Aquí sigue faltando agua y pretende hacernos creer que existe otra vía mejor que la del Ebro. Ni hizo realidad ese proyecto ni ha cumplido con su invento de las desaladoras, más caras y más contaminantes. Aún no funciona la primera que iniciaron en Torrevieja. Eso sí, el delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, se las ve y se las desea para aliviar el deterioro de la imagen del Zapatero. Después, como le sucedió a su predecesor, Antoni Bernabé, desde Madrid le culparán de la derrota electoral en nuestra Comunitat.

Vídeos

  • 1