Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 16 abril 2014
18:04
Actualizado a las 

La Razón

Política

Rajoy ganaría por más de dos millones de votos a Zapatero

  • El PP roza la mayoría absoluta con 174 diputados. El 78,5 % de los abstencionistas votaban al PSOE

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

MADRID- Quince meses ascendiendo sin freno hasta conquistar casi once millones de votantes y el 44,97 por ciento de los sufragios, sólo unas décimas por debajo de la mayoría absoluta. Una distancia de nueve puntos frente a los socialistas y más de la mitad de los ciudadanos que pide a gritos un adelanto de las elecciones para otorgar la victoria al partido que lidera Mariano Rajoy. Es la situación actual del Partido Popular tras un año y medio de subida imparable en las encuestas sobre intención de voto y más de cuatro millones y medio de parados, tijeretazos sociales, subidas de impuestos y un Gobierno a la deriva que ya no sabe ni qué hacer para mantener la confianza de sus electores.

Y es que según se desprende de la última encuesta elaborada por NC Report para LA RAZÓN, los de Ferraz perderían casi nueve puntos respecto a los comicios de 2008 y más de dos millones y medio de votantes, de los que casi un millón irían a parar a los populares. La necesidad de un cambio político se ha convertido en urgencia en toda España, e incluso los nuevos electores, aquellos que no pudieron votar en las elecciones anteriores por ser menores de edad, elegirían ahora al PP. De ellos, el 41,1 por ciento apoyoría al partido de Mariano Rajoy, mientras que sólo dos de cada diez elegirían a los de Ferraz.

De este modo, los de Génova se quedarían a las puertas de la mayoría absoluta con entre 172 y 174 diputados, veinte más de los que obtuvieron en las generales de hace dos años.


Trasvase de votos socialistas
La mala gestión de los socialistas y las promesas incumplidas de brotes verdes han pasado factura al Ejecutivo, que  ha visto cómo los populares rozan ahora la mayoría absoluta en pleno ecuador de la Legislatura. Ni siquiera los jóvenes de entre 18 y 29 años, tradicional feudo de votos socialistas, elegirían ahora al PSOE, y son los ciudadanos de más de 65 años quienes más críticos se muestran con los de Ferraz. Por el contrario, son los españoles de entre treinta y cuarenta y cuatro años quienes más satisfechos se muestran con el Gobierno actual.

Sin embargo, la debacle de los socialistas ha producido un trasvase de votos que, además del PP, han ido a parar a otros partidos,  principalmente Izquierda Unida y UPyD, a los que elegirían 589.000 ciudadanos ex votantes del PSOE. A estas cifras se añade el espectacular aumento que experimenta entre los votantes socialistas la abstención. Y es que el 78,5 por ciento de ciudadanos que votó en 2008 a Rodríguez Zapatero hoy no acudiría a las urnas. Los españoles también se han pronunciado sobre el grado de fidelidad que muestran hacia cada partido.  Mariano Rajoy es el líder que mayor número de sufragios logra retener entre sus electores, con un 96 por ciento de los ciudadanos que repetiría el voto a los de Génova si hoy se celebrasen elecciones. Por el contrario, la regeneración del electorado socialista es mínima, con apenas un dos por ciento de nuevos votantes.

Respecto al resto de partidos, los principales beneficiados serían, sin duda, las formaciones que lideran Cayo Lara y Rosa Díez. Izquierda Unida multiplicaría por cuatro su número de diputados en el Congreso, al pasar de algo menos de un millón de votantes a conseguir 1.477.000 sufragios. Por su parte, UPyD elevaría su número de votantes hasta superar los novecientos mil sufragios, lo que se traduciría en tres o cuatro diputados.

Sin embargo, entre los partidos autonómicos no existe una tendencia clara. Mientras CiU se alzaría con el 3,5 por ciento de los votos y entre doce y trece diputados, los nacionalistas vascos sufrirían una ligera pérdida de votos y los republicanos catalanes de Joan Ridao descenderían hasta los 242.000 electores. Por su parte, la abstención aumentaría hasta alcanzar más de diez millones y medio de personas, lo que significaría el 30,1 por ciento del electorado. Todo ello, a sólo un mes de que la subida del IVA entre en vigor y a unos días de que los sindicatos llamen a las puertas de la huelga general.


El líder del PP se consolida
El presidente de los populares no sólo arrasa en las encuestas de intención de voto, también en la valoración que los ciudadanos otorgan a los dos principales líderes políticos, Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero. Mientras el jefe del Ejecutivo experimenta este mes su mayor caída, al pasar de un 4 a 3,7 puntos, Rajoy obtiene la puntuación más alta de los últimos seis meses, con un 4,3. A pesar de que los dos líderes mantuvieron sus puntuaciones durantes los meses de marzo y abril, con un 4 para Zapatero y un 3,9 para Rajoy, el tijeretazo anunciado por el presidente ha disparado el apoyo de los ciudadanos al líder popular. Además, su rechazo a la congelación de las pensiones le ha convertido en un líder especialmente apoyado por los ciudadanos de más de 65 años. 

Vídeos

  • 1