Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 21 octubre 2014
20:17
Actualizado a las 

La Razón

Cine

CRÍTICA DE CINE / «Copia certificada»: Imitación a la vida

  • Dirección y guión: Abbas Kiarostami. Intérpretes: Juliette Binoche, William Shimell y Jean-Claude Carrière. Francia/Italia/Irán, 2010. Duración:  106 minutos. Drama.

  • 1

Cuando Pierre Menard, poeta oscuro y erudito de principios del siglo XX, se propone copiar palabra por palabra «El Quijote» de Cervantes, lo hace pensando que será distinto. Y lo es, según el crítico que lo defiende, a pesar de que haya copiado hasta el último de sus signos de puntuación. Es el tiempo el que convierte a la copia en una obra de arte, o el que hace que valoremos el original en su justa medida. Abbas Kiarostami adapta las enseñanzas del ejemplar cuento de Borges al encuentro de un hombre y una mujer que discuten sobre los valores de la copia y el original y que, finalmente, tienen que poner a prueba su discurso convirtiéndose en actores de su propia relación, que se transforma en una copia de la que un día tuvieron o de la que podrían haber tenido. Puede parecer un galimatías, pero la mayor virtud del cine de Kiarostami es hacer simples las cosas más complejas. Si en «Ten» conseguía elaborar un riquísimo retrato de la situación de la mujer en la sociedad iraní limitando su puesta en escena al plano-contraplano de diez conversaciones dentro de un coche, en «Copia certificada» consigue hablar de cómo la vida imita al arte y viceversa con el único apoyo del diálogo sostenido de dos personas que, paseando por un pueblo situado en la Toscana, deconstruyen sus emociones fingiendo (o no) que tienen el tiempo suficiente para entenderlas con la suficiente perspectiva.

Es fascinante el modo en que deja que la realidad de los espacios y la duración del tránsito transformen con fluidez el aspecto documental de esta película. La percepción del Otro sobre la apariencia de los gestos y las palabras de la pareja protagonista es la responsable de la brusca pero espontánea metamorfosis que sufre el filme, apoyada en la memorable interpretación de Binoche y Shimell. Ecos de películas como «Te querré siempre» y «Antes del amanecer» se cuelan entre las imágenes, pero «Copia certificada» se defiende sola como obra maestra en verdad original.

Vídeos

  • 1